¿Podemos hablar de otra cosa?

¿No os pasa que en cada esquina que dobláis os topáis de bruces con una conversación sobre Podemos? Por Filósofa Frívola


17 noviembre 2014

podemos1

 

Tengo un superpoder. Lo he descubierto hace poco. Hay algunas habilidades que no se muestran hasta entrada la edad adulta. Mi superpoder es bastante truño, pero menos da una piedra. Resulta que tengo la capacidad de captar la frecuencia de todas y cada una de las conversaciones sobre Podemos que se producen a mi alrededor. Hasta las más crípticas. Hasta las más lejanas. A través de la tele, de la radio o de internet, incluso a través de las paredes y subterráneamente. Creo que voy a perder la cabeza. Esto va a acabar conmigo. Mi cerebro está exhausto, pues soy incapaz de deshacerme de esas voces. Necesito acallarlas, me taladran a todas horas, y hasta en sueños, en los que una nítida imagen de Tania Sánchez Melero vestida de Elena Benarroch posando frente a la Moncloa me inquietan e incomodan hasta el punto de despertarme sudando y gritando “¡¡No soy refor, lo juro!!”

 

Nos están drogando el colacao y los cafés a UN euro que gente de fuera de Madriz jura que existen. Nos están inoculando Pablemismo en la comida, en las vacunas, en el tabaco. ¿Las nuevas marquesinas de los buses? Emiten ondas Pablo. Por dios, ¿no os pasa que en cada esquina que dobláis os topáis de bruces con una conversación sobre Podemos? ¿No os pasa que escucháis al típico pepero de toda la vida, ahora desencantado porque son todos unos golfos, no os pasa que le escucháis aplaudir a Pablo Iglesias sentenciando que si hay que nacionalizar alguna empresa por el bien de la nación, así se hará? Me estremezco. Tengo miedo de vivir en un anuncio de cocacola, uno de esos en los que un judío ultraortodoxo abraza a un palestino.

 

Hacía tiempo que no salía, porque todos mis amigos han emigrado, y los que no, tienen trabajo y vidas felices y estando con ellos mi perdedorismo refulge. Pues ahora resulta que la primera pregunta que te hacen tus amigos cuando hace tiempo que no te ven no es “¿qué tal? ¿cómo te trata la vida?”. Ni siquiera se toman un momento para darte ese manotazo en la espalda que muchos hombres decodifican como abrazo amoroso pero que a mí me parece sin género de dudas una agresión disfrazada de cariño. Tus amigos pasan directamente a preguntarte, mirándote fijamente a los ojos “¿Qué piensas de Podemos?”. Si son amigos de total confi van al grano con un contundente “¿Les vas a votar?”. ¿Me estoy volviendo loca, soy la única?

 

Familias, familias enteras, con todos sus miembros, nucleares y extensas, familias en las que el padre anarcopcapitalista a lo Ron Swanson, la madre del PSOE de toda la vida, la niña perroflauta, que vota por primera vez, y el hijo teleco que se tocaba con UPyD, la tía moderada que vota según sopla el viento, todos, todos van a votar a Podemos y luego se irán a comer una paella, sonrientes y en armonía. ¡Podemos está uniendo lo irreconciliable! ¡Podemos conseguirá que cada vez menos reuniones de antiguos alumnos acaben en el cuartelillo! ¿Qué va a ser de esas desquiciantes y toscas discusiones de barra de bar, si ahora todos los parroquianos coinciden en que el de la coleta dice verdades como puños? Sunshine, lollipops and rainbows, consenso y unión. Todo el mundo ama a Podemos, todos hablan de Podemos. Cada desencantado en este país está recobrando la fe, ¡hay brillo en los ojos de España!

 

¿Viste lo que dijo Errejón el otro día en las Mañanas de Cuatro? ¿Has oído cantar flamenco a Monedero?, ¡no veas que arte tiene! ¿Pero le ves de alcalde? Ay, no sé es que cae muy gordo, ¿no? Que no, mujer, que es el genio en la sombra, el colega nerdy del tipo enrollao, es Milhouse, el clásico capricornio maquiavélico, la comparsa perfecta del encantador de serpientes: el de la coleta, “¡a ese voy a votar yo!”, gritaba este verano un vecino de un pueblo de Castellón que pasó haciendo running sin pararse siquiera a saludar a los que allí andábamos de charleta política, a la sombra de un naranjo, charleta, por cierto, en la que me comí unos gerontomansplainings bastante destacables.

 

¿Y a ti quién te cae mejor? ¿quién te gusta? ¿con quién te identificas más? ¡Como si Podemos fueran las Spice Girls! ¿Tú a cual te pides? Yo a la guerrera, a Teresa. Ah, pues yo a Echenique. A mí me gusta mucho Errejón ¿a qué parece más joven de lo que es? Pues ahí donde le ves creo que es profesor universitario. ¡Se parece un montón a Owen Jones, son calcaos!

 

Si enciendes la tele hay una probabilidad de uno sobre dos de que te encuentres el ajado (por las inclemencias de la fama) careto del señor Iglesias defendiéndose de alguna barbaridad que han dicho sobre él. Que te sale más a cuenta pegar una foto suya de 20 pulgadas en el plasma, vaya, madre lo que se ahorra una en luz. ¿Y esa reverse snobbery de que de repente todo el mundo se compra las bragas Jovi en el Alcampo? No hay nada más in que camisa blanca In Extenso remangada, desbancando como icono indumentaril por goleada al turtle neck de Steve Jobs y a la chupa de Foucault.

 

Ay chica, pues no sé, a mí es que eso de que digan que no son de izquierdas ni de derechas…, que no tonta, que eso lo hacen para robarles votos a otras opciones más moderadas, ya verás que en cuanto peten el congreso resucitan a la momia de Lenin, hazte caso. ¿Sí? Ay, pues a mí me molesta que sean tan machirulos, yo les tuve de profes y vaya piezas… ¿Y aquello de los lúmpenes? No sé, yo es que hay cosas que no les puedo perdonar. Ya, si yo te entiendo, pero es que tengo prisa, que la vida es muy corta para esperar esa revolución que no llega.

 

*Dindondin próxima parada: Avda. Pablo Iglesias con Francos Rodríguez, parada común con líneas: 132* Aquí me bajo yo. Oye, que me alegro de verte, a ver si para la próxima nos va un poquito mejor. ¡Ah! y no te olvides de comprar lotería, no te vaya a pasar como al del anuncio, pero sin pequeño empresario considerado. ¡Chao, guapa! ¡Cuídate!

11 diciembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (II)


Las criaturas urbanas tenemos un grave problema con respecto a la vida en la campiña, y es que nuestras mentes son tarros rebosantes de clichés cinematográficos.


10 noviembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (I)


La huida de Madrid, para que sea efectiva, debe hacerse al campo. Esta es la única posibilidad de desanudar temporalmente el vínculo con la capital.


21 octubre 2015 by REDACCIÓN

El futuro ya está aquí


Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty McFly habría llegado al futuro. ¿Cómo se celebrará en Madrid este día de homenaje a “Regreso al futuro”?



Comentarios:

Añadir comentario
Cordura says:

A estas horas quizá ya debería saber quien ha escrito el artículo que lo de los “lúmpenes” era una ironía que la derechosa sacó de contexto…

Un saludo.

Civ says:

Muy obvio todo, ¿no? Ya estamos en ese punto en el que los modernos nos alertan de que Podemos está en todas partes (¡gracias, no lo sabíamos!), tirando de un ¿cinismo?, ¿ironía? que, en estos momentos y a estas alturas, cansa y está más que superado. Supongo que vosotros estáis por encima de esa gente que comenta en el metro, claro, o eso se deduce del tono. Deberíamos daros las gracias por existir y por poder leer anglicismos tan bellos como “reverse snobbery”. Así nos va…

Bárbara says:

Qué desfachatez estar cansada de algo que acaba de empezar y, esperemos, se quede por mucho tiempo.

Tienes un ego que no te cabe en el pecho. Eres cansina hasta la náusea.

Un saludo,

B.

Rafa says:

Solo diré una cosa: qué panzada de reír con el artículo 😀

El capitán américa español con chepa says:

Maravillosos los comentarios, estáis mas perdidos que el barco del arroz ( para que veáis que yo no soy de esos modernos malvados que viene a destruir Pablemos 😉 )
Si descargaseis todo ese espíritu hater con vuestro jefe de vez en cuando por lo menos seriáis algo utiles.
Maldición gitana pa tos y que se os aparezca Monedero cantando flamenco en sueños

ivan says:

Joer, que rapido saltan ya los de la Pablinquisición a perseguir a la disidencia. Y eso que todavia no mandan. Ya me los imagino con un circulo violeta en el antebrazo apaleando a los lumpen de una clase social muy inferior a la nuestra, casta de la vieja politica y defensores del regimen del 78.

Gran entrada y panzada de reir. La historia se repite una vez como tragedia y otra como farsa. La tragedia fue Suresnes y ahra estamos frente a la farsa.

Portavoz de Pokémon says:

Si eres más pedante, no naces. Y a mí Podemos ni me va ni me viene, eh…

Gran observación, eso sí, Pablo Iglesias está en todas partes. Otro bombazo para ti: el rey Juan Carlos abdica. Date prisa con el artículo, jaja

Bijid says:

Ufff, cuánta soberbia, no? No soy muy sospechosa de pablemista, pero este artículo tan sobrao, tan sentirse superior, tan ohdiostodoelmundoestontomenosyo… Qué duro debe de ser sentirse en la cima de la sabiduría, qué sola estás en el mundo, tan lista, tan analítica, tan brillante… No como el resto de votantes o abstencionistas, que sólo hablamos de gilipolleces políticas, no como antes, que era mucho mejor porque nadie en absoluto se preocupaba de quién gobernaba y no se sabía el nombre de ningún ministro en absoluto. Anda, pero si precisamente de eso te quejabas antes! No será que te has creído demasiado el postureo modernista de criticar absolutamente todo lo que emociona al resto? La culpa es mía, por entrar a leerte, no, si ya….

Civ says:

No se trata de que seamos talibanes de Podemos ni bobadas similares. Se trata de… Bueno, de lo que a escrito Bijid justo aquí arriba, no se puede expresar mejor. En fin, seguid ahí en la cima de la montaña haciendo análisis inteligentes de nosotros, los tontos de abajo.

Civ says:

Y encima me he comido una hache, además de populista, soy analfabeto.

Lola says:

Me encanta, de verdad!

Roberta says:

No sé dónde veis tanta soberbia, ella también interviene en la conversación general sobre Podemos, bajo un naranjo en el texto, cuando pasa el espontáneo de Castellón que va haciendo footing declarando su intención de voto, y escribiendo este mismo texto.

¿Que desliza unas dudas sobre todas las concesiones que se están haciendo a los votantes más conservadores para que no se echen atrás, sean estas aparentes o no? pues me parece estupendo, las entiendo y las comparto, y me hace mucha gracia esa paella familiar que tan en armonía iba a ser. Seguro.

Ya veremos si en vez de una paella no sale una Segunda Transición. Al menos espero que sepa mejor que la última.

Bristol says:

Genial artículo. Y mucho más entretenido que los comentarios.

Sara says:

¡Me he reído un montón! Me encantas, Filósofa, porque si no nos podemos reir y mofarnos un poquito de todo esto que está pasando no es mi revolución 🙂 Sigue así!

Uno de Tetuán says:

Ya tardaba en salir la famosa avenida de la que algunos dicen, con sorna, que no hará falta cambiarle el nombre en el futuro.

Saludos desde el 127.

pedro1231 says:

Gracias por el artículo. Me siento identificado desde el principio al final. Yo tampoco voy a votar al nuevo Felipe González, …o a lo mejor sí… o bueno… ¿qué más da?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *