Primer plano: Andrea Santolaya

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte le ha otorgado recientemente el primer premio, en la categoría de arte, como Libro Mejor Editado en 2013 a su trabajo ‘Manolo Valdés. Jardín Botánico de Nueva York’, editado por La Fábrica. A partir del siguiente cuestionario y a través de sus magnéticas imágenes, la fotógrafa madrileña Andrea Santolaya nos hace un recorrido por su trayectoria profesional. Seguidle la pista. Por Gorka Elorrieta


18 junio 2014

AndreaSANTOLAYA-10

 

 

Cuéntanos algo sobre ti. ¿Cómo empezaste, qué te impulsó a hacerte fotógrafa?
Creo que nunca tomé la decisión directa de ser fotógrafo pues siempre estuve rodeada de artistas desde que era muy niña. Mi abuela Eugenia Niño fue la impulsora y directora de la Galería SEN durante 40 años y pasé mi infancia bajo esas paredes donde pasó la Movida madrileña, pintores, escritores, dibujantes y donde incluso hacían performances sobre una piscina de tela y sombrillas de playa bajo las cuatro paredes de la galería. Desde que era muy niña, siempre pintaba, observaba y hablaba sin parar. Mis hermanos me llamaban Manuelita Membrillera, que era una amiga de la familia que nunca se casó por charlatana. Solo sé que un día con 16 años mi padre me regaló una cámara de fotos cuando vivíamos en Londres, donde intentaba adaptarme al nuevo cambio y se convirtió en una locura que aún persiste. La fotografía me ayudó a adaptarme al nuevo lugar y es esta capacidad de adaptación la que se ha convertido en el impulso para continuar con nuevos proyectos fotográficos.

 
AndreaSANTOLAYA-1

 

 

¿Cuál es la parte que más disfrutas de tu trabajo? ¿En qué sentido?, ¿por qué?
La oportunidad que me ofrece la fotografía como herramienta para adentrarme en mundos totalmente dispares. Conocer a personas y lugares a quienes no llegaría si no fuera a través del intercambio que quiero generar con la fotografía. Desde la etnia Warao en el Delta del Amacuro en Venezuela a los boxeadores en Brooklyn bajo el paraguas de Gleason’s Gym, el gimnasio pugilístico en activo más antiguo de EE.UU; el ballet Mikhailovsky en San Petersburgo bajo la nueva influencia contemporánea del gran creador Nacho Duato o bien el Jardín Botánico de Nueva York iluminado por esculturas las monumentales de Manolo Valdés.

 

 

AndreaSANTOLAYA-2

 

 

Hasta hoy, valorando lo que llevas recorrido, ¿de qué te sientes especial o íntimamente orgullosa?

Mi propuesta con la serie Prelude sobre el Ballet Mikhailovsky de San Petersburgo. Es de una búsqueda de las raíces del ballet desde un ángulo distinto: la parte más humana de los bailarines, sus familiares, hijos, la preparación constante, los ensayos y momentos previos a la entrada en escena así como el uso tradicional del maquillaje y estilismo. No he fotografiado la actuación en el escenario. Esta elección es totalmente intencionada. He querido mostrar de manera clara lo que de otra manera sería un misterio brumoso. Fue de la mano de Nacho Duato al que quiero y adoro. Es un maravilloso creador que me brindó la oportunidad única de poder adentrarme en el Teatro con una llave absoluta. Tuve acceso total a vestuarios, bailarines, camerinos, vestuario, montaje, desmontaje, proyectos, idea y maquetas. No hubo un solo rincón del teatro que no pudiera observar e ilustrar en imágenes. Vivía en el ala oeste del teatro junto al resto de bailarines y cantantes de ópera. Allí compartía habitación con la solista Yulia Tikka. Fue primordial para mí a nivel personal y para la evolución de Prelude el levantarme y convivir con ellos, compartiendo desayunos, cenas, cocina, duchas. El día a día hizo que también pudiera comprender la austeridad de los bailarines, su dedicación absoluta y vocacional con la danza. Me levantaba con el tam tam de Yulia y entraba en su exhaustivo horario de un bailarín ruso en pleno siglo XXI. Y sin embargo me veía inmersa en un ambiente de Marius Petipa de principios de siglo con resquicios de la época soviética post-estalinista.

 

 

AndreaSANTOLAYA-3

 

¿En qué estás trabajando últimamente?
Estoy inmersa en dos nuevos proyectos expositivos. Por un lado una exposición que inauguro en septiembre en el Palau de la Música de Valencia donde presentaré Prelude que conversará en espacio con los paisajes inundados por las esculturas de Manolo Valdés en el Jardín Botánico de Nueva York. Y por otro lado una exposición individual en noviembre con Mondo Galería en Madrid sobre la etnia Warao de Venezuela. El proyecto se llama Waniku. Donde retumba el agua. Siguiendo las huellas de los antiguos misioneros y los exploradores del siglo pasado Waniku explora el estrecho vínculo que une la misteriosa naturaleza del Delta con la figura de la mujer en la cultura Warao. Un viaje a través del tiempo en busca del paraíso perdido. El Cosmos separado por aquellos Warao que fueron dejados en forma de constelación estelar guiando a aquellos que lidian con la vida terrenal.

 

AndreaSANTOLAYA-4
Si tuvieras un lema, ¿cuál sería?
Parafraseando a mi admirado amigo, el fotógrafo Klavdij Sluban: “… del negativo al positivo”.

 

 

AndreaSANTOLAYA-5 

 

 

Nombra a 5 artistas (sean de la disciplina que sean) que te gusten o te hayan influido de alguna manera
Alberto García-Alix, Carlos García-Alix, Andrew Moore, Philip Perkis y Manolo Valdés.

 

 

AndreaSANTOLAYA-6

 

 

Eres una fanática de…
Ir al cine, soy una cinéfila nata. Me encanta la capacidad que tiene el cine para sumergirte en historias y vidas bajo un lapso de tiempo muy concreto. Ya puede ser un largometraje para grandes masas como cine de autor con un público más concreto. Aunque soy muy crítica y cuando me gusta una película me encanta y cuando no es así rápidamente intento olvidarme de ella. Entre lo último que he visto estoy fascinada con una película kurda que se llama “My sweet Pepper Land” dirigida por Hiner Saleem. Otra de mis pasiones es descubrir nuevos libros de fotografía y objetos raros entre los estantes viejos de las ferias “brocantes” de los lugares por donde paso. No tanto de primeras ediciones ni nada elitista sino de libros viejos y raros que presentan temas universales bajo lo concreto de un lugar una persona, un espacio. Lo que más me gusta de la fotografía es la atemporalidad que puede presentar y esa idea de mostrar el cambio pero también lo que permanece al paso.

 

 

AndreaSANTOLAYA-7

 

 

Háblanos de un viaje esperado/soñado, del viaje que quieres hacer y por qué.
Hay demasiados viajes que tengo pendientes en una lista. Mi ilusión se ve incrementada cuando poco a poco tachando nuevos lugares y la satisfacción de que de cada proyecto que concluyo me lleva al siguiente de una u otra manera. Uno de estos lugares comenzaría en el Sureste de Estados Unidos.

AndreaSANTOLAYA-8

 

 

 

Si te dijeran que solamente te queda un día en Madrid, ¿qué harías?
Pasaría un día con mi familia, amigos, seres queridos y Cocodrilo, mi perro salchicha. Pues son ellos quienes me unen a esta ciudad. Tengo Madrid como base pero estoy en continuo movimiento y paso temporadas largas fuera, allá donde me lleva el nuevo proyecto. Por varias circunstancias hasta ahora he vivido en cinco países. Aunque durante los últimos tres años me he dividido entre Rusia, Venezuela, Estados Unidos y Francia.

 

 

AndreaSANTOLAYA-9

 

 

Nos recomiendas visitar la web de… o seguir en Twitter a…

www.anhua.org
www.davidfavrod.com
www.johncyr.com
theobjective.com
www.largamarcha.com
www.vuelapluma.eu
www.lapandaproductions.com

 

 

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *