PRINCIPIOS DE MANIPULACIÓN CIUDADANA

En Madrid de media hay más de una manifestación diaria, nos pasamos el día de movilización en movilización, hartos, protestando y preguntándonos dónde está esa gente que votó al PP, qué está ocurriendo con nuestras vidas, qué pasa con la corrupción, y por qué hay una crispación generalizada y una flagrante falta de referentes. Por Diana Aller. 


16 julio 2013

Tengo una teoría descabellada. A veces me da por pensar, ya ven qué tontería, que nuestros gobernantes leen. Sé que es difícil de creer. Pero imaginemos que ha caído en sus manos un escrito que alecciona sobre cómo anestesiar a los ciudadanos y poder robarles impunemente.

 

No es un texto necesariamente elevado ni complejo. Pensemos en una alianza de gobernantes, con distintas siglas, pero mismos intereses y mercado… que operan de una misma manera para ejercer el poder.

 

Supongo que los excelsos intereses de los lectores de Madriz, abarcan nociones de historia política; y de la misma manera, todos ustedes saben de la importancia del Ministerio de propaganda durante el gobierno nazi alemán.

 

En los colegios, debería ser obligatorio el recitado diario de los principios de Joseph Goebbels, personaje toscamente ensalzado por un ideario pobre, pero con cierto ingenio. Defiendo que desde bien pequeños, deberíamos aleccionar sobre estas y parecidas cuestiones, para fomentar un espíritu crítico y capaz de decidir, luchar y vivir con honestidad. Conociendo cómo nos manipulan, podremos evitar la manipulación. Lean:

 

Goebbels en 1940

 

Los once principios de la propaganda (Joseph Goebbels)

 

1-Principio de simplificación y del enemigo único.
Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

 

2-Principio del método de contagio.
Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

 

3-Principio de la transposición.
Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.

 

4-Principio de la exageración y desfiguración.
Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

 

5-Principio de la vulgarización.
Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

 

6-Principio de orquestación.
La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad”.

 

7-Principio de renovación.
Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

 

8-Principio de la verosimilitud.
Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda o de informaciones fragmentarias.

 

9-Principio de la silenciación.
Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

 

10-Principio de la transfusión.
Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

 

11-Principio de la unanimidad.
Llegar a convencer a mucha gente de que piensa “como todo el mundo”, creando una falsa impresión de unanimidad.

 

No pretendo ni mucho menos, el ensalzamiento de un pobre desgraciado que probablemente se apropió de las ideas de otro. Tampoco son conceptos especialmente complicados. Hasta Mariano Rajoy los podría asimilar… Solo me gustaría que paráramos un segundo, tomáramos aire y nos planteáramos si seguir corriendo como pollos sin cabeza nos lleva a algo.

 

Si somos más numerosos, más inteligentes y más hartos ¿Por qué seguir el juego? ¿Por qué dejarnos pisotear, robar y marginar? La queja no sirve, porque detrás llegará otra. Les invito a que planifiquemos estrategias y vayamos por delante de esta burda manipulación. Que apelemos a la imaginación y ventaja que llevamos sobre nuestros gobernantes. Y que leamos. Madriz no está nada mal para empezar.

 

Espafia2_pq

28 agosto 2014 by Aarón Reyes

Una breve historia de Espafia (y II)


Los Fabra, los Calvo Sotelo, los Chaves, los Aznar… castas políticas que se perpetúan en el poder.


Espafia1_dest

27 agosto 2014 by Aarón Reyes

Una breve historia de Espafia (I)


Existen estados corruptos, existen estados con una mafia potente muy desarrollada, pero un estado mafioso como el nuestro… De Cicerón a Jordi Pujol pasando por Cánovas del Castillo.


vudu1

20 agosto 2014 by DIEGO PARRADO

Diarios de verano: Esclavas del vudú


Miserias y desgracias del mes de agosto en Madrid.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>