Puntos cardinales: Elena Alonso

Segunda exposición individual de Elena Alonso (Madrid, 1981) en Espacio Valverde. Son 14 obras, heterogéneos los formatos y los tamaños y a estas alturas más de la mitad de sus dibujos están vendidos. Muy recomendable. Por Gorka Elorrieta


25 marzo 2014

 

‘Composición de lugar’, la nueva y muy sugerente muestra del trabajo de la artista madrileña, nos hace pensar en los hallazgos de un yacimiento arqueológico, donde se han dispuesto restos orgánicos y minerales sobre unos márgenes definidos pero sin un contorno marcado por el final del papel. Nos hace pensar en eso y en muchas otras ideas relacionadas con polos de distinto signo (las matemáticas y la naturaleza) cuya atracción sabe materializar poéticamente.
Esta última producción se mueve entre el juego de espejos manipulado, la firme seguridad de la línea y el delicado lirismo de sus texturas y formas cromáticas. Su obra fascina por lo que tiene de incógnita, por todos los caminos que deja abiertos, por las múltiples lecturas y conexiones que sugiere.
Pero quién mejor que Elena Alonso, de la que nos encantaría tener una obra colgada en casa, para hablarnos de su inspiración, de su campo de experimentación.

 

 

 

 

 

Comencé a trabajar en esta exposición dándole vueltas a diferentes objetos y sistemas de referencia o medida, como mis propios útiles de dibujo (reglas, escuadra y cartabón…) o las guías y escalas que se utilizan para registrar ciertas imágenes. Entre otras cosas, estuve ojeando este tipo de imágenes, propias de la arqueología o la criminología, en las que aparece un objeto o “cosa” acompañado de otro que ejerce la función de acotar lo que podrías interpretar de lo que estas viendo, hacértelo entender… Me hacía gracia ponerme en la situación de que esta relación fuese a la inversa, y que las bases de lo que tienes que analizar no estuviesen en el lugar que te están indicando.
Además, me pierden los repertorios de útiles hiper-específicos para distintas tareas u oficios, sobretodo cuando son rudimentarios, como estas escalas para arqueólogos. Me inspira mucho pasearme por las (cada vez menos) tiendas especializadas que quedan en Madrid donde puedes encontrar este tipo de herramientas.

 

 

Comprender una imagen a la primera puede hacerte ignorar muchas cosas. Creo que la incertidumbre que provoca el no establecer conexiones rápidas es un principio para la reflexión. En el caso de los jeroglíficos se añade también esta parte lúdica, el absurdo, que me divierte mucho, aunque descubrir el mensaje oculto, encontrar la solución no entra en mis obsesiones.

 

 

Me fascina el esfuerzo y la ambición de los proyectos enciclopédicos y lo que se deriva de la construcción de su contenido. Los grabados de L’Encyclopédie, de Diderot y D´Alambert son impresionantes y me gusta revisarlos de vez cuando, como dibujos y como documentos, y pensar en ese momento histórico del proyecto ilustrado. En otras vertientes muy diferentes también están obras como el Manuscrito Voynich o el Codex Serafinianus, de Serafini, que me llenan la cabeza de fantasías y elucubraciones.

 

 

Los métodos de representación en arquitectura son recurrentes en mi trabajo. Me gusta utilizarlos como una trampa. Supuestamente, una planta, una sección o un alzado se dibujan para que puedan leerse sin dar lugar a error. Yo a veces incluso los mezclo, de manera que el espectador intuya que a partir de eso puede construir algo en su cabeza, pero no sepa de primeras el punto de vista que tiene que tomar para leer la imagen. Los dibujos de Aldo Rossi me encantan. Los miro mucho y cada vez me quedo con algo diferente.

 

 

Espacio Valverde (c/ Valverde, 30)
De martes a viernes de 11 a 14 y de 17 a 20:30.
Sábados de 11 a 14:30.

 

 

 

Fotografía de la obra de Elena Alonso: Marta Orozco

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *