Que lo efímero sea eterno

Sybilla Sorondo vuelve a Madrid, la ciudad que la vio nacer como diseñadora, a través de una tienda efímera. Hasta el domingo 19 se podrá disfrutar de los diseños de la leyenda de la moda española en los 80 y los 90. Por Sandra Bódalo


17 abril 2015

Colección Otoño-Invierno 2015/16 de Sybilla. Por cortesía de Sybilla.

Colección Otoño-Invierno 2015/16 de Sybilla. Por cortesía de Sybilla.

 

“Me defino mejor con el contraste, haciendo convivir aspectos que de primeras podrían parecer irreconciliables… La sensibilidad y la sobriedad, la extravagancia con la sutileza, el humor con la elegancia. Que lo tremendamente elaborado parezca absolutamente simple, unir la técnica al sentimiento. Intento crear cosas nuevas, pero con el peso y la sabiduría de lo clásico, casar lo práctico con lo bello, la sorpresa con la discreción. Y no renuncio a ninguno de estos aspectos en nada de lo que hago, intento hacerlos convivir en armonía y que tengan vida propia”.

Sybilla Sorondo (Nueva York, 1963).

 

7

Colección Otoño-Invierno 2015/16 de Sybilla. Por cortesía de Sybilla.

 

No todos los diseñadores del mundo de la moda son iguales. Algunos se han convertido en un icono por sí mismos, como es el caso de Karl Lagerfeld, que ha logrado ligar su imagen al imaginario colectivo de muchos; otros, como Alexander McQueen o John Galliano, siguen protagonizando largas conversaciones y debates por su incontrolable rebeldía y picardía; otros organizan las mejores fiestas de la industria, como el joven Alexander Wang, y otras como Stella McCartney son amigas de ¾ partes del Star System de Hollywood.

 

Sin embargo, hay otros diseñadores (esa pequeña minoría) que prefieren alejarse de los focos y de las incesantes preguntas de la prensa, porque lo que realmente importa es la moda. Dentro de esta minoría se encuentra Sybilla Sorondo (Nueva York, 1963), una de las diseñadoras con más talento de la moda de nuestro país y que siempre luchó contra la banalización de este sector. Como ha afirmado en más de una ocasión, el fin último de la ropa no es cubrir nuestro cuerpo sino nuestra alma.

 

Colección Otoño-Invierno 2015/16 de Sybilla. Por cortesía de Sybilla.

Colección Otoño-Invierno 2015/16 de Sybilla. Por cortesía de Sybilla.

 

Después de recuperar el control de su marca tras numerosas luchas legales desde 2005, Sybilla vuelve a la ciudad que la vio debutar en la antigua Pasarela Cibeles. “Sybilla tenía muchas ganas de volver a Madrid para reencontrarse con su público y sus antiguos clientes. Además, Madrid no es solo donde creció, es también donde hizo su primer desfile”, nos explica Luis Arias, Director de Comunicación de Sybilla. Hasta el próximo 19 de abril, los aficionados de la moda y el diseño en general podrán acercarse a su primera tienda efímera (c/ San Lorenzo, 11). Un singular patio del siglo XIX ha sido el escenario escogido para conocer de primera mano su colección Primavera/Verano 2015. “La tienda efímera tiene lugar en un espacio muy especial: un invernadero acristalado. ¿Quién te diría que te puedes encontrar un invernadero en un patio interior de Madrid?”, añade Luis Arias.

 

Tienda efímera de la calle San Lorenzo, 11. Por cortesía de Sybilla.

Tienda efímera de la calle San Lorenzo, 11. Por cortesía de Sybilla.

 

Tienda efímera de la calle San Lorenzo, 11. Por cortesía de Sybilla.

Tienda efímera de la calle San Lorenzo, 11. Por cortesía de Sybilla.

 

Su capacidad para crear prendas escultóricas, repletas de volumen y vida propia le valió el apelativo de la “heredera de Cristóbal Balenciaga”, considerado el creador de moda más importante que ha dado nuestro país. Por esa razón, su regreso a Madrid y sus últimas colecciones no han dejado indiferente a nadie.

 

Colección Otoño-Invierno 2015/16 de Sybilla. Por cortesía de Sybilla.

Colección Otoño-Invierno 2015/16 de Sybilla. Por cortesía de Sybilla.

 

En sus últimas colecciones, Sybilla vuelve al pasado, a su verdadera esencia. Vestidos, abrigos, chaquetas o capas que reflejan un duro trabajo desde el interior de la prenda. Un patronaje minucioso y estudiado, una armonía de colores y una gran documentación de la historia de la moda dan como resultado una obra llena de magia. Todo ello con un punto de equilibrio entre sorpresa, elegancia, sensualidad y funcionalidad.

 

Un regreso efímero que muchos esperan que se prolongue en el tiempo. Bienvenida Sybilla, te hemos echado de menos.

20 abril 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Steve Mono


Bolsos artesanales y atemporales.


16 marzo 2017 by SANDRA BÓDALO

Decodificando a Cristóbal Balenciaga


Una expo reinterpreta a Balenciaga desde la ilustración, la arquitectura y la moda.


11 enero 2017 by SANDRA BÓDALO

Artesanos del siglo XXI: Rue Vintage 74


Decoración con piezas únicas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *