¿Quién coño son las mujeres artistas?

La campaña #QuienCoñoEs, cuyo objetivo es dar visibilidad a las mujeres artistas, se hizo viral en redes hace unos meses gracias a unos carteles en los que aparecía una pequeña biografía de cada artista y los objetivos de la campaña. Ahora, se lanza también al papel, publicando el primer número de un fanzine en el que colaboran mujeres de diferentes procedencias. Hablamos con su creadora para que nos cuente cómo ha ido creciendo este proyecto. Por María Arranz


02 diciembre 2015

quien coño es 1

 

María Bastarós es la mente pensante que hay detrás de la iniciativa Quién Coño Es, una campaña que nació este mismo año para visibilizar a las mujeres artistas. Esta maña de 28 años afincada en Madrid –donde estudia el Máster de Gestión Cultural de la Carlos III–, comenzó a estudiar Arte Gráfico en Barcelona con la intención de dedicarse al mundo del cómic o el diseño, pero mientras buscaba trabajo, de vuelta en su Zaragoza natal, empezó a estudiar la licenciatura de Historia del Arte. Reconoce que no tenía en mente terminarla y que era algo que hacía más bien por afición, pero en cuestión de un mes, María se había convertido ya en un ratón de biblioteca. De forma paralela, se empezó a meter a fondo en el activismo feminista, un tema que le había interesado desde la adolescencia y al que se había acercado a través de la música, del riot grrrl y de grupos como Bikini Kill o Heavens to Betsy. Durante ese tiempo, siguió dedicándose a tiempo parcial a la creación artística, casi siempre motivada por reivindicaciones sociales y políticas, e hizo un par de exposiciones. La última fue “Feminist Landscapes”, en Zaragoza.

 

¿Cómo y por qué decidiste empezar Quién Coño Es?

 

Estaba a punto de terminar la carrera y, ya con plena conciencia feminista, me resultaba muy frustrante comprobar como algo a lo que había dedicado tanto tiempo, ilusión y energías, se hallaba tan apoltronado como para seguir recomendando una bibliografía en la que no se incluían estudios feministas ni críticas a la disciplina desde ningún ángulo transversal. Era una historia escrita por hombres blancos para hombres blancos, y protagonizada siempre por éstos. Con esa idea rondándome constantemente la cabeza, e investigando por mi cuenta a artistas como Gunta Stölzl o Louise Bourgeois, surgió la polémica a raíz de la exposición de Carl André en el Palacio Velázquez, auspiciada por el Reina Sofía. Leí sobre el asunto en Píkara Magazine y otros medios, y me decidí a realizar un cartel sobre Ana Mendieta, artista cubana y pareja de André, de cuya muerte había sido éste acusado y absuelto por falta de pruebas. Hice unas ochenta copias y con ellas empapelé el departamento de Historia del Arte de mi facultad y los alrededores de ésta. En los carteles se exponía una biografía sucinta de la artista y una pequeña explicación sobre los objetivos de la campaña:

 

“¿Quién coño es?” surge como una herramienta para la visibilización de las mujeres artistas. Su objetivo es dar difusión a sus obras y subrayar el ostracismo al cual la historiografía, los medios de comunicación, las instituciones culturales, la Universidad etc las ha sometido. Reivindicar la existencia de las mujeres en el arte y reescribir la historia de éste atendiendo a una visión de género que de pie a una reflexión en torno a la participación -o no partipación- de las mujeres en la esfera artística, es tarea de profesores/as, comisarios/as, teóricos/as, gestores/as, así como estudiantes y agentes culturales en general.

 

ana mendieta

 

¿Lo haces tú sola o hay más gente implicada en la campaña?

 

La campaña urbana la empecé y la continúo en solitario, aunque he recibido algunas interesantes propuestas de colaboración que debo valorar. Cuando decidí editar una publicación ofrecí a algunas chicas que se involucraran como redactoras, como es el caso de Ana Quintana, del colectivo Chavalas Zine. Otras se pusieron en contacto conmigo, y aún hoy me llegan propuestas de artículos casi diariamente. Así que en cuanto al fanzine, digamos que tiene una sombra muy alargada; una enorme red de mujeres con ganas de colaborar, y espero que continúe siendo así. La idea de un colectivo cerrado y estanco no me parece muy atractiva, prefiero enfocar la iniciativa con una óptica más mutable, que priorice la heterogeneidad.

 

¿Por qué elegiste a Ana Mendieta para el primer texto de la campaña?

 

Elegí a Ana Mendieta por la polémica en el Reina Sofía, aunque fue algo bastante espontáneo. El resto de elecciones las medité más, tratando de sacar a colación temas transversales, como la doble discriminación por género y raza en el caso de Faith Ringgold, la imposibilidad de asistir a clases de pintura al natural en el caso de Angelica Kauffmann, el tratamiento dado a las mujeres en la Bauhaus, a las que se dirigía al taller de tejeduría para no hacer “experimentos inútiles” (palabras de Gropius) en el caso de Gunta Stölzl, etc.

 

faith ringgold

 

¿Haces pegadas en la calle o es sobre todo una acción online?

 

Combino ambas acciones, aunque ahora estoy más centrada en el fanzine, que ocupa casi todo mi tiempo. Procuro ir actualizando carteles, para que otras personas puedan imprimirlos y hacer pegadas por su cuenta, o simplemente descargarlos y difundirlos.

 

¿Cómo suele reaccionar la gente a estas acciones de visibilización?

 

La verdad es que en el ámbito del arte la recepción es bastante positiva, tal vez porque es un terreno menos dado a opiniones encontradas. Tracy Emin, artista estadounidense, llevó a cabo un experimento en Nueva York preguntando a los viandantes sobre su conocimiento acerca de artistas mujeres. La gente reaccionaba con simpatía, reconociendo su falta de conocimiento sobre el tema sin mayores problemas. Si una activista pregunta por la calle acerca del maltrato de género, la reacción es mucho más agresiva. Muchos hombres se sienten directamente increpados y adoptan posturas peligrosa e irresponsablemente machistas. Es algo penoso, porque, aunque el arte es mi campo, soy consciente de que hay temas mucho más urgentes, en los que la ciudadanía debería estar mucho más predispuesta a reflexionar y hacer autocrítica.

 

Ana Mendieta 1

Ana Mendieta.

 

¿Pensaste que la acción se llegaría a viralizar tanto? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido?

 

La acogida en redes ha sido de una magnitud totalmente inesperada para mí. Lo cierto es que pensaba que el impacto de la campaña se iba a quedar en mi propia universidad, y sin embargo este fue el lugar donde menos feedback recibí. Parece que el mundo académico está muy cómodo ofreciendo un temario exento de toda reflexión desde un enfoque de género. Por eso, mi próximo objetivo es contactar con docentes, encontrar apoyos para llevar la campaña y su publicación a las aulas, y encontrar aliados dentro de los departamentos y del propio alumnado.

 

¿Cuáles son tus referentes? ¿Te inspiraste en acciones o colectivos precedentes a la hora de crear Quien Coño Es?

 

La verdad es que mis referentes son muy variados y no sabría decir cuáles han influido más a la hora de plantear la iniciativa. Desde muy temprana edad me he nutrido de manifestaciones culturales llevadas a cabo por mujeres, sobre todo en el terreno de la música, el cómic y la literatura. Mi interés por el movimiento riot grrrl gestado en Olympia y el programa de arte feminista de California me llevó a desarrollar una conciencia feminista muy pronto y a involucrarme en asambleas, usando la acción directa para vehicular todo tipo de reivindicaciones. A la vez, mientras cursaba Historia del Arte, empecé a buscar manuales alternativos, que ofrecieran un temario que contemplara el prisma femenino. Historias del Arte, historias de mujeres, de Patricia Mayayo, me hizo darme cuenta de lo realmente sexista que es la formación universitaria.

 

¿Qué importancia tiene la palabra “coño” en el nombre de la campaña?

 

Para mí es una palabra casi subversiva, que no hace alusión al órgano femenino en un sentido físico, sino que implica rabia y deseo de empoderamiento. No se trata de un término femenino, sino feminista, algo así como un puñetazo sobre la mesa, una llamada de atención. En ese sentido ha funcionado muy bien, y creo que ha contribuido de manera considerable a la viralización de la campaña.

 

Angelica Kauffmann.

Angelica Kauffmann.

 

Además de visibilizar y reconocer la existencia de las mujeres artistas, ¿qué otras tareas tiene pendientes el mundo del arte en cuanto a participación y reconocimiento de las mujeres?

 

Creo que el verdadero avance llegará cuando la disciplina de la Historia del Arte sea re-formulada en base a criterios no patriarcales. Eso no implica simplemente el reconocimiento de una serie de nombres femeninos, sino una crítica a los propios cimientos de la disciplina y los conceptos en los que se basa, como el de “genio”, que impide una visión social de la historia y presenta a los artistas como personas de un talento innato, capaces de superar todo tipo de obstáculos y alcanzar el reconocimiento. El “si quieres puedes” es un mantra capitalista usado para perpetuar un orden establecido en el que los privilegiados ven sus éxitos legitimados, y los desfavorecidos creen no tener el suficiente talento como para alcanzar sus objetivos. Debemos reflexionar acerca del propio significado de “arte”, sobre por qué consideramos ciertas manifestaciones como Arte con mayúsculas, mientras despreciamos otras. Igualmente, como expone Virginia Woolf en Un cuarto propio, el ser humano necesita ser plenamente libre para poder crear. Aunque, oficialmente, la mujer ha alcanzado una libertad considerable en el mundo occidental, mitos como el del amor romántico o la obsesión por el aspecto físico, inoculada a través de los medios, difícilmente propician una libertad real. Por otra parte, el mundo del arte no sólo tiene una deuda con las mujeres, sino con todos aquellos sujetos que no pertenecen al ámbito europeo y americano.

 

quien coño es zine

 

¿Por qué decidiste dar el salto al papel?

 

Porque me da la oportunidad de profundizar en temas concretos, más allá del enfoque biográfico de los carteles, que al fin y al cabo son “herederos” del tratamiento individualista de la creación artística, iniciado ya con las Vidas de Vasari, del cual es muy difícil desprenderse. Además me permite gestionar todas las colaboraciones que son propuestas, convirtiéndose en un vehículo mucho más plural. Por otra parte, siempre me han encantado los fanzines y los colecciono desde hace tiempo, me parecen dispositivos artísticos, y a menudo revolucionarios, válidos en sí mismos, genuinos y sin cortapisas, y ofrecen una gran libertad de formato y contenidos, por lo que otorgan gran capacidad de experimentación a muchos niveles.

 

¿Qué nos encontraremos en el primer fanzine de Quién Coño Es?

 

El contenido de este primer número es bastante variado y muy contemporáneo. Hay un par de críticas feministas sobre la historia del collage y la literatura de ciencia ficción, que reseñan a creadoras como Barbara Kruger o Charlotte Perkins, además de dos textos en relación al arte transfeminista, y una entrevista muy interesante a la artista y activista Coco Riot. En la sección musical, nos acercamos al colectivo Hits With Tits, un proyecto sonográfico para bandas de chicas e ilustradoras, y a la figura de Delia Derbyshire, pionera de la música electrónica.

 

 

* El primer fanzine Quién Coño Es se presentará el próximo viernes 4 a las 19:30h en Sándwich Mixto

25 mayo 2018 by IRENE CALVO, ÁNGELA LOSA

En Altura Projects


Cerca del metro Marqués de Vadillo se ubica el estudio de Iñaki Domingo, Álvaro y Alejandro Marote y Federico Guardabrazo. Un lugar de encuentro basado en el equilibrio y el respeto.


22 mayo 2018 by NEREA UBIETO

R de resistencia o la vergüenza de ser hombre


Ramón Mateos traduce con destreza datos estadísticos en expresiones artísticas que tocan las conciencias desde otra sensibilidad.


16 mayo 2018 by NICOLA MARIANI

10 preguntas a… Almudena Lobera


La artista investiga en sus obras sobre una serie de binomios que encuentran respuesta, a menudo, en la contemplación del espectador.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *