Rutas pro y anti Navidad

Tanto si eres un fanático de las lucecitas navideñas, los gorros de reno y el turrón, como si en cuanto escuchas un villancico y ves la bandeja de polvorones te entran ganas de salir corriendo, tenemos un buen puñado de planes para ti. Madrid ofrece opciones por igual para los amantes y los haters de la Navidad. Por Penélope Saralegui y María Arranz


25 diciembre 2014

Ruta pro-navideña

 

Chocolatería San Ginés.

Chocolatería San Ginés.

 

Un día te despiertas por la mañana y te das cuenta de que… ¡es Navidad! ¿Y cómo empezar el día en unas fechas tan señaladas? Una de las mejores formas es, evidentemente, desayunando un chocolate con churros o chocolate con porras (que cada uno elija). Estas parejas madrileñas son tan típicas que no deben faltar en la primera comida del día y así comenzar con fuerza la estupenda jornada que os hemos preparado.

 

Hablar de churros en la capital implica, obligatoriamente, mencionar la Chocolatería San Ginés. Está ubicada en el curioso Pasadizo de San Ginés, cerca de la Puerta del Sol. El local se construyó en 1890 para que fuera un mesón y una hospedería, pero cuatro años más tarde se convirtió en establecimiento para la elaboración de churros que conocemos hoy. Siempre está hasta la bandera, pero si no has ido nunca es una excusa perfecta para pasarte.

 

De todas formas, si este topicazo no te convence, también puedes pasarte por la Chocolatería Valor y pimplarte un chocolate caliente con uno de los cacaos patrios más conocidos. Variedad no les falta: la carta cuenta con catorce tipos de chocolate. Otra opción son las Churrerías siglo XIX. Respecto al nombre, debe ser que los fundadores, por aquel entonces, no se pensaban que el negocio sobreviviría al cambio de siglo y llegaría hasta nuestros días. Cuentan con las porras más grandes de Madrid y las puedes probar en cualquiera de las franquicias que tienen abiertas por toda la Comunidad, desde la calle Santa Engracia 41, hasta otros municipios como San Sebastián de los Reyes. Otra opción más de barrio la tienes en la calle Bravo Murillo, en La Antigua Churrería.

 

La Antigua Churrería.

La Antigua Churrería.

 

Una vez hemos sobrepasado las calorías de un mes entero, es el momento ideal para darnos un paseo y ver los belenes tradicionales que instituciones e iglesias instalan con motivo de estas fiestas, siendo una de las actividades estrella de Madrid. Para comenzar cumpliendo con los tópicos, lo suyo es pasarte por el Belén de la Puerta del Sol que instala todos los años la Comunidad de Madrid. Se encuentra en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol, con entrada por el lateral del edificio. Con más de 500 figuras, es tradicionalmente realizado por la Asociación de Belenistas de Madrid y este año rinde homenaje al Greco con motivo del cuarto centenario de su muerte, por lo que han recreado al detalle la ciudad de Toledo.

 

En la Iglesia de San Ginés, al lado de la chocolatería con el mismo nombre, también es posible ver uno de los míticos belenes del centro, aunque marcando las distancias con el anterior. Otra opción sería el Belén de las Carboneras, a espaldas de la Plaza de la Villa, que curiosamente se ubica en un cuarto enrejado. Y para continuar con esta digna ruta, hay que dirigirse hacia el Palacio Real, que cuenta con un belén histórico con una colección iniciada por Carlos IV en el siglo XVIII, la cual reúne figuras genovesas, napolitanas y españolas. Por último, en el Palacio de Cibeles podrás encontrar en su planta principal el Belén de los duques de Cardona, que durante muchos años no estaba abierto al público y que ahora se puede disfrutar de este típico belén napolitano, con una colección de casi 200 figuras. Todos los belenes tienen entrada gratuita salvo el de Cibeles.

 

El Belén napolitano de los duques de Cardona.

El Belén napolitano de los duques de Cardona.

 

¿Cansado de andar pero tus ansias navideñas te piden hacer más planes? No te preocupes, tenemos la solución: hacerte una ruta por el centro en Navibús (en efecto, el que decidió el nombre no se complicó mucho la vida). Paséate en bus como si fueras alguien importante, para disfrutar de las iluminaciones navideñas de las principales calles de Madrid, ideadas por algunos de los modistos, arquitectos y diseñadores gráficos referentes. Al igual que otros años, el punto de partida y de venta de billetes está en la Plaza de Colón. Esta es la única parada del itinerario circular que durante 40 minutos recorrerá las calles Serrano y Alcalá, la Puerta de Alcalá, la Plaza de Cibeles, Gran Vía, Jacometrezo, San Bernardo, Velázquez y José Ortega y Gasset para acabar de nuevo en la Plaza de Colón.

 

navibus

 

Cuando acabes, si quieres estirar las piernas dirígete a una de las pistas de patinaje que, como setas, surgen durante las navidades por toda la ciudad. En la Plaza de la Luna, podrás encontrar no solo una pista de hielo, sino además una de esquí en la que podrás deslizarte con roscos hinchables y sentir la máxima felicidad. Si no te va ese rollo y te tomas muy en serio tus clases de patinaje, mejor dirígete a la plaza de Oriente junto al Palacio Real, donde encontrarás la mayor pista de hielo instalada en la ciudad.

 

Si estás dudando qué llevar para la comida familiar o con amigos de estas navidades, te damos la mejor idea del mundo mundial: llevar turrón de Casa Mira. Cualquier madrileño que se precie sabe que el mejor turrón es el de este local que desde mediados del siglo XIX sigue realizando las mismas recetas artesanales. Aunque evidentemente se pueden comprar durante todo el año, los madrileños de pro siempre hacen cola estos días para llevarse a casa alguno de ellos, especialmente los de Jijona y Alicante. El negocio lo fundó Luís Mira, confitero de Jijona, que emprendió un viaje desde su tierra a Madrid para vender sus turrones. La anécdota está en que le costó llegar a la capital hasta cuatro veces, ya que cada vez que cargaba turrón lo vendía antes de llegar a Madrid. Su fama es tal, que distribuyen sus productos dentro y fuera de España.

 

Casa Mira.

Casa Mira.

 

Por último, os recomendamos otros dos planes más, por si os habéis quedado con ganas. Si lo que os gusta es patear y sentir las calles de Madrid, entonces debéis apuntaros a los recorridos navideños que organizan desde Art in Progress, que se dedica a la promoción del arte y la cultura. Se trata de un itinerario en el que se relata la Navidad en la ciudad de Madrid desde un punto de vista histórico, popular y tradicional pero tratado desde una perspectiva actual. Además, no descartan visitar algunos puestos tradicionales y degustar dulces madrileños.

 

Si sentís que el espíritu navideño empieza a flaquear, no dejéis de ver el film Jingle Bell Rocks! en el Matadero. Versa sobre un coleccionista de canciones navideñas que cura su pena a base de renos, trineos y Santa Claus. El protagonista y director Mitchell Kezin, hijo de padre ausente y víctima inocente de divorcio, decide que la Navidad es un chasco hasta que escucha “Blue Christmas” de Miles Davis. Tal y como la define Kiko Amar, se trata de “un canto a la magia, el poder redentor de la música y la defensa de todas esas canciones navideñas raras, irónicas o melindrosas”. Entre el elenco de la peli encontraréis a Bob Durough, Clarence Carter, Run DMC, Wayne Coyne de The Flaming Lips o Alan Sparhawk y Mimi Parker de Low. Planazo.

 

 

Ruta anti-navideña

 

kinopoisk.ru

 

Si, definitivamente, lo tuyo no es la Navidad y cada vez que escuchas un villancico o ves parpadear las luces del árbol sientes una incontrolable furia interior, no te preocupes, porque también tenemos propuestas para ti. Los Grinchs de la capital pueden disfrutar de estos días escapando (en la medida de lo posible, que al fin y al cabo, lucháis contra un fenómeno de proporciones mundiales) del fulgor navideño siguiendo alguna de estas recomendaciones.

 

Aunque la primera opción que se nos ocurre es que cojas el coche y pises el acelerador a toda prisa, dejando atrás un Madrid sobreiluminado y con olor a polvorones, lo cierto es que la mayoría debemos quedarnos cerca del hogar para cumplir con los compromisos familiares de rigor. Si eres uno de los afortunados que puede largarse durante estas fechas, te recomendamos que huyas a algún pueblo deshabitado del país (que en el resto de las poblaciones habitadas de España también es Navidad, señores) como estos. Si tienes más pasta, te proponemos que huyas directamente del país a algún otro lugar del planeta donde la Navidad no se celebre, como Japón, Tailandia, Túnez, Azerbaiyán o, qué se yo, Corea del Norte.

 

Pero seamos realistas: la mayoría nos quedaremos por Madrid durante todas o gran parte de las fiestas, así que hagamos que éstas sean lo más llevaderas posibles. Una forma de evitar que el empalagosos espíritu navideño te alcance es refugiarte en los museos de la ciudad, donde ahora mismo puedes ver expos sobre Tesla, Tiziano y Bernini, Givenchy y los impresionistas americanos, Sorolla, futuristas, saberes útiles, el aura de los ciervos o naturalezas ilustradas.

 

Obra de la exposición "Un saber realmente útil" del Museo Reina Sofía.

Obra de la exposición “Un saber realmente útil” del Museo Reina Sofía.

 

Después de pasarte unas cuantas horas saltando de museo en museo, esquivando las grandes plazas y avenidas madrileñas para evitar a las enfervorecidas multitudes pro-Navidad, una buena opción es echar un rato en el Cosmic Market. Tranquilo, aunque estos días los mercadillos navideños abundan en todos los rincones de Madrid, este que te recomendamos no tiene nada que ver con el espumillón y los gorritos de Papa Noel. De hecho, está bastante alejado de todo esto. El Mercado de Barceló, que abrió sus puertas hace bien poquito, acoge durante los días 26, 27 y 28 de diciembre un mercadillo pensado especialmente para los fans de la ciencia ficción, los cómics y la literatura fantástica. Aquí encontrarás desde talleres de robótica hasta juegos de mesa, pasando por sesiones de DJs e incluso un túnel cósmico…

 

cosmic

 

Y aunque esto pueda parecer un plan navideño, no os dejéis engañar por el nombre. Porque cualquier espectáculo navideño que incluya a Leo Bassi, tiene mucho de espectáculo y poco de navideño. En este show que protagoniza en el Teatro del Barrio (apto para toda la familia) junto a Laura Inclán, Bassi hace una crítica al consumismo propio de estas fechas, reivindicando un espíritu navideño más auténtico y basado en los tradicionales “Christmas Shows” ingleses: los Pantomines.

 

leo bassi

 

Por último, y para terminar las Navidades con el mejor ritmo, os proponemos dos planes fiesteros: el Especial Anual de los Ramones el 30 de diciembre y la Hot Jamaican Christmas Party de la Noche de Reyes, ambas en Gruta 77.

 

 

¡Feliz Navidad! (O no).

11 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 11 al 17 de diciembre


Arte, mesas redondas, música, mercadillos… Los planes que no te puedes perder esta semana.


04 diciembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 4 al 10 de diciembre


Cine, música, arte… Los mejores planes para disfrutar de esta semana.


27 noviembre 2017 by REDACCIÓN

Agenda del 27 de noviembre al 3 de diciembre


Noviembre se va por todo lo alto: los mejores planes para disfrutar de la semana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *