Ser puta en Madrid

Cifras no oficiales apuntan que en España existen unas 300.000 personas que se dedican a la prostitución. Se estima que en Madrid, hay casi 13.800, pero resulta del todo imposible censar una actividad tan profundamente arraigada y marginal como esta. Como siempre, los intereses económicos, priman sobre los sociales, y ésta es la práctica más descarnadamente sexista de nuestra cultura. Por Diana Aller.


28 mayo 2014

Fotografía por: Blanca Perse.

Fotografía por: Blanca Perse.

 

El tráfico de personas es un delito (además de los graves), pero la prostitución como tal es alegal en España. Eso sí, la mayoría de las normas elaboradas hasta el momento tienden al abolicionismo. Las ordenanzas de convivencia que existen en alrededor de 20 municipios españoles (entre ellos Madrid) van  enfocadas siempre en este sentido: es decir, se sancionan la solicitud, negociación y aceptación de servicios sexuales.

 

Según los datos de un estudio titulado Políticas de criminalización de la prostitución en España. Efectos sobre las trabajadoras sexuales, elaborado por la Catedrática de Derecho Carolina Villacampa y la profesora de Derecho Penal Nuria Torres, a pesar de que las ordenanzas se han presentado como normas para erradicar esta actividad, su eficacia no ha sido probada. Al contrario, en dicho informe, publicado en la Revista Electrónica de Ciencia Penal y Criminología, aseguran que han empeorado las condiciones de trabajo de las prostitutas. Imagínense, además, lo que la crisis ha supuesto en el sector: mayor oferta, y devaluación del mercado.

 

El proxenetismo, está contemplado como delito desde 2003, aunque la abogada especializada en derechos de la mujer María José Varela asegura que los prostíbulos no tendrían cabida legal entonces, pero como “la trata de personas es uno de los negocios que más dinero genera globalmente”, se mantienen abiertos. Además, denuncia que “no se persigue a los proxenetas porque es un lobby que ejerce una gran presión. De hecho, España es de los pocos países en los que su patronal es legal“. Se refiere a ANELA, la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne, que liderada casi en su totalidad por varones, mueve muchísimo dinero.

 

Efe en su día informó de que “Los españoles se gastan 50 millones de euros cada día en prostitución, sobre todo en Andalucía, la Comunidad Valenciana y Madrid, las comunidades autónomas en las que, debido a su mayor población en general, también hay un mayor número de meretrices”.

 

Evidentemente, el gruseo de ese capital no acaba en manos de las prostitutas. El perfil medio de ésta es el de una mujer de entre 23 y 32 años, de nacionalidad rumana y en situación irregular.

 

La conclusión lógica de todo esto es que los varones son algo más que consumidores y la prostitución no es una práctica aséptica ni un ejercicio de libertad sino que, no puede desligarse de las relaciones de poder que estructuran la sociedad patriarcal en la que los hombres tienen una posición dominante.

 

Yo vivo en una calle donde se ejerce la prostitución callejera, y cada vez que me cruzo con estas admirables mujeres me da por pensar en el capitalismo, en la libertad, en la sumisión, en el anclaje cultural del machismo… (En todo menos en sexo). Nos saludamos agachando levemente la cabeza en señal de respeto y bajando momentáneamente la mirada –salvo cuando van ciegas (más a menudo ellas que yo). Y me invade una especie de rabia contra el mundo que legitima la comercialización de la carne con tanta condescendencia.

 

El problema, no es que haya mujeres sometidas a un contrato sexual… ¿Acaso no es eso mismo el matrimonio clásico? El problema es que se perciba como un mal cultural que una mujer tenga la libertad de elegir cómo sacar rentabilidad a su sexualidad. Si la prostitución se ejerce en total libertad y sin presiones económico-patriarcales, entonces se considera un problema, se persigue, se legisla y se legitima que unos señores intermedien y se queden con los beneficios. Lo que está mal visto no es el mercadeo cárnico, sino que la benefactora sea una mujer, que ésta sea dueña y señora de su cuerpo y tenga una visión desde el poder y no el victimismo. Esto es peligrosísimo para una sociedad como la nuestra.

 

Y por eso, las políticas que tratan la prostitución, lo hacen siempre desde el abolicionismo, obviando las peticiones de colectivos como Hetaira, que luchan por regular su actividad para contar con instrumentos legales para poder defenderse de los abusos de los dueños de los clubs o para reclamar impagos por parte de los clientes que no abonan los servicios, o para solicitar una baja de enfermedad, embarazo o maternidad… Para tener, en definitiva los derechos que les son negados recurrentemente para perpetuar el sistema económico y sexista que sustenta nuestra sociedad, tan hipócrita y tan sucia.

 

Contracampaña del colectivo Hetaira frente a la campaña del Ayuntamiento de Madrid de 2013 “Tengo sexo con mujeres aunque ellas no quieran”.

Contracampaña presentada por el colectivo Hetaira frente a la campaña del Ayuntamiento de Madrid en 2013 “Tengo sexo con mujeres aunque ellas no quieran”.

 

Nuestro sistema nos invita a pensar que una mujer no debe decidir sobre su economía y su sexualidad, y que el beneficio tiene que ser para los varones. Desde aquí, insto a todas las madrileñas a ejercer dignamente la prostitución, a obtener capital libre de impuestos y monetizar nuestros servicios sexuales. Además, si se hace desde una posición económica elevada, estará bien visto, saldrá en el ¡Hola! y en lugar de agachar la mirada al saludar, la elevará altiva y orgullosa.

 

Todas somos putas, y encima un poco tontas por no cobrar.

11 diciembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (II)


Las criaturas urbanas tenemos un grave problema con respecto a la vida en la campiña, y es que nuestras mentes son tarros rebosantes de clichés cinematográficos.


10 noviembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (I)


La huida de Madrid, para que sea efectiva, debe hacerse al campo. Esta es la única posibilidad de desanudar temporalmente el vínculo con la capital.


21 octubre 2015 by REDACCIÓN

El futuro ya está aquí


Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty McFly habría llegado al futuro. ¿Cómo se celebrará en Madrid este día de homenaje a “Regreso al futuro”?



Comentarios:

Añadir comentario
EscortMadrid says:

Quisiera dar mi punto de vista como profesional del sexo. Hay que ser consciente de que existen dos tipos de prostitución desde el punto de vista de quien lo ejerce. No es posible generalizar porque cada chica es un caso completamente diferente al de los demás.

En el caso de las chicas que trabajamos en la agencia de Escortpormadrid.com o Escortsensevilla.com es un forma de vida que de forma voluntaria hemos elegido. Por eso, quiero pedir que siempre hay muchos puntos de vista, el de la chica y el del cliente.

MartaSensual says:

Estoy de acuerdo con la compañera escort del comentario anterior. El problema de generalizar en el mundo de la prostitución es que se tiende a su incomprensión, condena y marginalización cuando sin embargo las escorts como nosotras ejercen la profesión de forma totalmente voluntaria, responsable y sobretodo digna y a cualquier nivel social y económico, como cualquier otra persona profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *