Si lo dice Lynch

El artista acudirá al festival Rizoma para hablar del proceso creativo, la búsqueda de las ideas y la influencia de la Meditación Transcendental en su carrera. ¡Por fin! Por Cati Bestard


25 septiembre 2013

 

“Ideas are like fish. If you want to catch little fish, you can stay in the shallow water. But if you want to catch the big fish, you’ve got to go deeper”

 

Empecé a meditar gracias a David Lynch. Hubo otros factores que determinaron que estuviera abierta a empezar algo nuevo en mi vida, pero Lynch fue un detonante. Siendo fan de Lynch poco tiempo me faltó para comprar “Catching the Big Fish”, cuando por recomendación de alguien me enteré de su existencia. Si Lynch medita, yo también quiero.

 

Catching the Big Fish” es la mejor manera de acercarse a la meditación para todos aquellos escépticos, no quiero decir con esto que todo el que lo lea tendrá una revelación y empezará a meditar ipso facto (lo he intentado muchas veces y no funciona) pero aporta una visión sobre la meditación a la que estamos poco acostumbrados. Porque el sabio artista no solo se dedica a hablar de las ventajas de esta práctica sino que lo relaciona con su proceso creativo. Ordenado por capítulos muy breves en los que desarrolla pequeñas ideas, a veces solo una frase, y que a su vez vincula a decisiones claves de sus películas, “Catching the big fish” acerca el otro Lynch, un artista que vive en la luz, lejos de la oscuridad o la angustia que pueden transmitir sus películas.

 

“Anger and depression and sorrow are beautiful things in a story, but they’re like poison to filmmaker or artist. They’re like a vise grip on creativity. If you’re in that grip, you can hardly get out of bed, much less experience the flow of creativity and ideas. You must have clarity to create. You have to be able to catch ideas”.

 

Antes de saber que Lynch meditaba conocí a alguien que había paseado con él en un museo. Le pregunté cómo era y me dijo que muy tranquilo, que andabas a su lado y que te dabas cuenta de que lo que él veía no era lo mismo que lo que tú veías, pero que era una persona pausada y amable. En su momento me sorprendió. A menudo esperas que alguien que hace películas como las de Lynch sea oscuro de una u otra manera. Sin embargo el artista no tiene que ser un torturado. La idea de que alguien que está bien no puede crear es demasiado antigua. Lynch no es el único que defiende esta postura. El escritor Haruki Murakami, cuyas novelas -además de tener ciertas semejanzas con las obras de Lynch- tampoco son una fiesta no puede vivir sin correr. Correr le salva y le aporta la claridad que necesita para crear. Y todo esto también lo explica en su libro “De qué hablo cuando hablo de correr ”. Lynch y Murakami tienen más cosas en común de las que a priori pueda parecer. Y entre muchos otros se les puede sumar el músico Franco Batiatto quien medita felizmente desde hace muchísimos años y lo defiende de la misma manera.

 

Hace ya tiempo David Lynch empezó a destinar más tiempo a promover la meditación. Lo hace a través de David Lynch Foundation, una institución que se dedica a introducir la meditación dentro de grupos sociales con riesgo, como son escuelas con altos niveles de violencia, colectivos de ex militares, mujeres que han padecido agresiones sexuales o homeless, y los resultados son asombrosos. Aunque muchos sean reticentes al discurso de crecimiento personal o tengan rechazo total al concepto “paz interior”, pocos podrán negar su efectividad.

 

 

La conferencia de Lynch en el Rizoma se presenta como el evento más inspirador del año. Y no hace falta ser un genio para querer subirse al carro: “There are fish for business, fish for sports. There are fish for everything”. Muchas veces cuando le cuento a según que personas que medito menciono a Lynch. Eso lo hace todo más fácil. Y en vez de una cara prejuiciosa lo más probable es que pongan cara de sorpresa y digan: “Si lo dice Lynch…”.

11 diciembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (II)


Las criaturas urbanas tenemos un grave problema con respecto a la vida en la campiña, y es que nuestras mentes son tarros rebosantes de clichés cinematográficos.


10 noviembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (I)


La huida de Madrid, para que sea efectiva, debe hacerse al campo. Esta es la única posibilidad de desanudar temporalmente el vínculo con la capital.


21 octubre 2015 by REDACCIÓN

El futuro ya está aquí


Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty McFly habría llegado al futuro. ¿Cómo se celebrará en Madrid este día de homenaje a “Regreso al futuro”?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *