Tallas especiales

Una marca de ropa española lanza una nueva colección de tallas especiales que va desde la 40 hasta la 52. ¿Por qué es noticia? ¿Por qué se sigue segregando? ¿Es la 40 una talla grande? ¿Hasta dónde llegará la gordofobia?. Por Filósofa Frívola. 


13 diciembre 2013

 

Como mujer de clase media venida a menos, parada y dependiente de su familia, algunos dirían que obrera de toda la vida, otros me llaman pequeñoburguesa, pero no es lo que me ocupa hoy, aunque ya hablaremos de ello en otra ocasión porque un poco sí que me quita el sueño, pocas son las ocasiones en las que me tengo que mirar los privilegios antes de abrir la bocaza.

 

Los privilegios son esos rasgos identitarios que te sitúan en una posición de poder, y pueden llevarte a ejercer un rol opresor incluso sin darte cuenta.

 

Estos momentos privilegiados de los que hablo son, en mi caso, de raza y de talla. Sobre todo de talla, esos los noto una barbaridad. Tengo privilegios de delgada que me impiden hablar con conocimiento de causa de muchos asuntos que afectan a mis compañeras gordas. Y para poder hablar de cualquier asunto que afecte a estas últimas, tengo que tener muy claro que mi punto de vista nunca será el de una afectada. Sin embargo, que no me afecte directamente no me impide echar espumarajos por la boca cuando descubro que una conocida cadena española de ropa saca una linea especial de tallas grandes de la 40 a la 52 (!!!).
Todas sabemos que la ropa para gordas es siempre más fea, está peor hecha y es difícil de encontrar en tiendas “normales”. Y la que no lo sepa, que se mire sus privilegios.

¿Por qué ocurre esto? ¿por qué está tan desatendido este segmento de mercado?

Se trata de otra forma de fiscalización del cuerpo femenino y body-shaming.

Si el asunto de las tallas “especiales” (que es como llamar al cáncer “larga enfermedad”) fuera una personita y pudiera hablar, diría: “¿Quieres vestir como una persona normal? Pues adelgaza, CERDA. Y si no, mira, tienes para elegir entre este bonito poncho y estos pantalones con un patronaje lamentable.”

 

Que una firma celebre el nacimiento de una colección aparte para gordas, anunciándolo con gozo, como esperando una medalla al mérito por la integración, es otra forma de violencia. Hacer tallas “grandes” no debería ser noticia. Por desgracia sigue siendo inevitable, sobre todo si tenemos en cuenta que las tallas grandes cada vez son más pequeñas. Y es que uno de los puntos mas controvertidos de este lanzamiento ha sido lo de meter la 40 en “especiales”. Y, aunque ninguna talla debería ser especial, (salvo por estadística, las muy pequeñas y las muy grandes) comprendo la ira. ¿En qué mundo posible se considera a una mujer con la talla 40, “gorda”? Yo, palillo, tengo pantalones de la talla 40. La gordofobia se le está yendo a alguien de las manos.

 

Separar a las mujeres en dos grupos, las normales y las especiales, cuando las normales son paradójicamente minoría, es una canallada propia de un sistema controlador y opresivo. Si no quieres ser una puta gorda que usa la 40 cuídate un poquito, que hoy en día no hay excusas, con la de facilidades de horarios y financiación que ofrecen los gimnasios y la cantidad de productos dietéticos con sabor medio logrado que tienes a tu alcance. En tu mano está dejar de ser una apestada y poder llevar ropa de tallas normales.
Pero como sabemos que vagas y dejadas habrá siempre, aquí dejo mi sugerencia para posibles futuras campañas de promoción de líneas de tallas “especiales”: Dejad de llamarlas “especiales”. Asumid que las mujeres con una 46 no son una rareza estadística. Pensad en un eslogan tipo: ¡por fin vamos a hacer tallas normales para todas, sentimos no haber aceptado antes vuestros dineros! Se hará viral. Fijo. ¿Qué gorda con la talla 40 podría resistirse?

 

11 diciembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (II)


Las criaturas urbanas tenemos un grave problema con respecto a la vida en la campiña, y es que nuestras mentes son tarros rebosantes de clichés cinematográficos.


10 noviembre 2015 by SABINA URRACA

De Madriz al campo (I)


La huida de Madrid, para que sea efectiva, debe hacerse al campo. Esta es la única posibilidad de desanudar temporalmente el vínculo con la capital.


21 octubre 2015 by REDACCIÓN

El futuro ya está aquí


Hoy, 21 de octubre de 2015, Marty McFly habría llegado al futuro. ¿Cómo se celebrará en Madrid este día de homenaje a “Regreso al futuro”?



Comentarios:

Añadir comentario
EleutheriaIsland says:

Joé, ya estamos otra vez, oímos tallas, ropa, mujer y alehop! Tiene que haber una opresión!

Hablamos de una cadena de ropa que tiene muchas cosas para criticar y despellejar (explotación laboral aquí y sobre todo en Asia, por ejemplo) pero que dificilmente puede ser acusada de querer vender solo para una minoría de personas y no ganar pasta con el resto.

No ha sacado una linea de ropa para GORDAS. Eso lo han dicho los medios y la gente que se indigna hasta con el piar de los pájaros. Qué manía con manipular las cosas para hacerlas parecer escandalosas.

El patronaje de la mayoría de las tallas, está normalmente descompensado y muchas veces un vestido de la 42 te puede quedar genial en el culo pero horrible en la cadera o lo que sea. Lo que ha hecho esta marca es mejorar los patrones de la 40 en adelante pensando en aquellas mujeres a quienes su constitución no solo hace que les quede pequeña una 38 sino que hace que les quede mal muchas veces una 42 “clásica”.

Es para tirar cohetes? Pues no, es una simple maniobra comercial sin más trascendencia. ¿Hay que hacer un monumneto a Mango? No. Simplemente ha visto que le cuadran las cuentas, que va a ganar más dinero así y lo hace. Punto. Pero de ahí a montar en cólera… no sé, parece que en internet solo estamos para ver “de qué podemos escandalizarnos hoy”.

Y todo lo que rodee a “lo femenino” es el comodín facilón de quien no encuentra ese día un motivo nuevo de indignación. Siempre cuela y poniendo las palabras y conceptos adecuados TODO es escandaloso, sobre todo si hablamos de mujeres jóvenes, que todos sabemos que viven aplastadas por la opresión constante de todo Dios.

Noemí says:

Bravo!

BeatrizGR says:

Pues me acabo de quedar patidifusa, porque yo con mi 1,68 de altura y 64 kg de peso tengo que ser una foca monstruosa porque llevo una 42. Dicho sea de paso que según mi IMC estoy en un peso normal para mi altura, así que según la OMS soy normal pero según estos dictadores de la imagen soy “especial”? Se pueden meter sus tallas “especiales” donde puedan… además de ser una gilipollez supina cuando la talla 40, 42 y 44 (oh dios que gordas) está disponible en cualquier tienda. Que asco.

Francisco says:

Tenemos tamaños de tuercas estandarizados… pero tallas de ropa no, de ahí la aventura de comprar ropa en internet: La talla S del proveedor X me viene bien, la talla ” del proveedor Y me está ridícula. Fijarse en lo que son tallas especiales y lo que no es absurdo mientras no haya un estándar fiable.

StopGordofobia says:

Para BeatrizGR: la OMS también supone una dictadura corporal.

Para Filósofa Frívola: muy buen texto. Entiendo que sea un escándalo que llamen “especial” a una talla 40, pero también lo es que llamen “especial” a una talla 50. Hay personas que hoy, con su talla 40, han sentido lo que sentimos las gordas desde siempre: la marginalidad y el insulto al cuerpo propio.

NO A LA SEGREGACIÓN. NO A LA GORDOFOBIA.

Saludos.

BeatrizGR says:

Puf, ya están los machimonguers comentando. Que lo hacen para ganar dinero? Claro, es una empresa.
Que mi talla es especial? Pues mira, no. Precisamente en Mango (desconocía que era esta cadena) me he comprado más de una vez ropa de la 40 y 42 sin ningún problema. No me tienen por qué clasificar en tallaje especial, porque la talla 40 hasta donde yo sé, es bastante común. Y punto. Estoy en mi peso, me veo estupenda, y si quieren incluir tallas más grandes que las incluyan en sus tiendas, no en una especie de gueto para “gordas” (según ellos, claro). A partir de ahora no voy a encontrar 40 y 42 en sus tiendas? Tengo que ir a otro sitio especial? Es denigrante lo mires por donde lo mires, sobre todo teniendo en cuenta que una mujer con una talla 40 no tiene precisamente obesidad. No necesito tener talla de niña de 12 años para estar guapa y sana.

Curiosa says:

Las mujeres altas a las que les haya tocado en lotería genética una talla 100 de pecho y una complexión un poco atlética, ya pueden estar dentro de su índice de masa corporal, que rondan la talla 46 y sólo les quedan las tallas especiales; y hay prendas que nunca se podrán probar (como los palabras de honor). En Alemania, sin embargo, la talla 46 (y los sujetadores de copas grandes, independientes del contorno, que esa es otra) son bastante fáciles de encontrar en las tiendas. Es como si las grandes cadenas de moda, para ahorrar gastos, centrasen la producción en las tallas que se supone que son las más habituales en cada país. Algún estudio estadístico dirá que las mujeres españolas son bajitas y tienen poco pecho, y para España sólo se producirán tallas pequeñas.

EleutheriaIsland says:

Nada… que la gente sigue sin enterarse de qué va la cosa pero aún así se pone a criticar escandalizada o incluso a hacer artículos de protesta sobre el tema! Algunas con el atrevimiento incluido de insultar, que es la nueva moda para demostrar que se es muy muy, pero que muy feminista, insultar. Si no insultas eres una colaboracionista, verdad Beatriz?

Deporte nacional, criticar sin saber ni lo que se critica. Y claro, insultar a quien te lo señala.

La novedad de esa cadena es que va a usar NUEVOS PATRONES (que no nuevas tallas) de la 40 en adelante en su colección llamada “Violeta”. Punto. No dice que considere que la gente con una 40 esté gorda, ni que tengas que usar una 36 para no ser “especial”, ni nada de lo que queréis creer. Tan dificil es? Seguirá habiendo las mismas tallas y colecciones que antes, pero además en esa nueva colección pues cambiarán LOS PATRONES para que queden mejor porque parece ser que hay gente que se quejaba de que estaba muy bien tener tallas para gente no anoréxica pero que esas prendas no le solían quedar bien a todas por el patronaje usado para hacerlas. Bien, pues ahora han cambiado el patronaje para ESA NUEVA LINEA. Ya está. Es una no-noticia. No hay lugar para la indignación.

Lo único que lográis con todo este show es:

1. Hacerle un favor publicitario enorme a esa cadena de ropa

2. Hacerle un flaco favor al feminismo, tomado últimamente por gente que hace del escándalo permanente una forma de vida, sin necesidad de que su indignación tenga relación con la realidad o no. TODO es escandaloso, TODO es machismo, TODO es opresión y TODO el que no lo vea es monguer o machimonguer o anarcomacho o mansplainner o colaboracionista o….. Ufffffff No os dáis cuenta d elo ridículo que queda.

Carlos says:

De acuerdo estoy con tu análisis en tú articulo, pero ¿no sería mas facil pasar del tema? Si dejas que te afecté las clasificaciones que hacen las marcas es cuando realmente hay un problema. Se feliz, compra tu talla sea cual sea y pasa de las empresas y sus formas de catalogar.

Comprar ropa online de marca says:

Interesante el análisis que haces sobre el tema. La discriminación para las tallas “especiales” debe quedar atrás, porque a fin de cuentas nadie tiene un cuerpo perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *