Tener una amiga diseñadora

Rocío Olmo es diseñadora e interiorista. Además es madrileña y le fascinan los años 90. Os la presentamos en esta entrevista. Por Diana Aller. 


03 febrero 2014

 

Estudié periodismo en una Universidad nada imparcial donde tenía una asignatura que se llamaba “Cultura y fe”.  Sin embargo, trataban de inculcarme (no solo a mí, obviamente) que la información veraz solo era una y muy determinada; y era la que yo como periodista debería contar al mundo. Afortunadamente nunca he creído en la imparcialidad: me posiciono y además lo aviso. Hoy por ejemplo, podría entrevistar con distancia a una diseñadora e interiorista, y no tomar partido… Pero no sé cómo se hace. Rocío Olmo es mi amiga, así que, como amiga, se la quiero presentar a todos ustedes.

 

Rocío, eres madrileña, como yo, y has vivido la típica infancia de Madrid ¿no?

Sí, del barrio Fuente del Berro, que es donde crecí y ahora en los 30 he vuelto. De pequeña quería ser ingeniera porque creía, como mucha gente de mi generación, que había que hacer una carrera o si no eras un fracasado. Llegué a estudiar ingeniería pero abandoné porque dentro de mí siempre había querido ser decoradora o cualquier cosa relacionada con la creatividad, pero como no existía una carrera al uso, sólo Bellas Artes, nunca me lo había planteado. Mis asignaturas favoritas y donde sacaba mejores notas eran matemáticas, dibujo e inglés, pero el dibujo siempre me ha hecho disfrutar más que nada en la vida.

 

¿Qué cosas –de Madrid- crees que te han influido más a la hora de desarrollarte artísticamente?

Recuerdo que mi museo favorito de niña era el Museo de Cera, porque me fascinaba el museo en sí, y por la plaza de Colón, que antes era maravillosa. Aquellos momentos eran de los más felices de mi vida. Luego, a medida que fui creciendo, descubrí que los skaters patinaban por Colón y ya se convirtió en mi sitio favorito. ¡Los chicos más guapos de Madrid estaban allí! Descubrí en Colón una cultura underground muy relacionada con la música y es que ¡con la música empieza todo!

 

¿Y además de Madid? ¿Qué cosas te gustan? Porque tienes un universo muy particular y muy definido…

Ghost World, Las Vírgenes Suicidas, Carrie, Hairspray, la serie Miami Vice, Twin Peaks… En realidad lo que más me influye artísticamente son las películas y los videos musicales. También los años 90 y pienso que me he quedado anclada en mi adolescencia, pero a la vez, creo que tengo suerte de haber vivido esa época en esas edades en las que todo te fascina. Florida, Miami Beach, color rosa en todas sus variantes pero lo más alejado del morado posible, y también turquesas, mentas y amarillos.

 

 

Como autóctona de aquí, tienes tu peculiar toque patriota, como nos pasa a todos. A los más puristas, sin embargo, les molesta por ejemplo que Malasaña sea de repente lo más.

Aunque ahora digan que ha perdido la gracia yo creo que sigue teniendo su esencia, el ser un pueblo dentro de Madrid, con el toque que siempre ha representado para Madrid, el de perdedor que se toma la vida con gracia.

 

Y en cuanto a la personalidad de Madrid, creo que estarás de acuerdo conmigo en que las mejores tiendas están cambiando a nuevos negocios sin alma, que no respetan ni las estructuras ni la identidad de la ciudad ¿Qué te parece esto como interiorista?

Yo lo que más defiendo en el mundo del interiorismo precisamente es dejar plasmado en todo proyecto la personalidad del cliente o lo que quiere transmitir. He estado en París hace un mes y estuve reflexionando sobre esto porque allí cualquier local por muy pequeño que sea tiene la personalidad de París, sabes que estás allí aunque no veas la Torre Eiffel. El problema de Madrid es que está intentando copiar lo de fuera, y lo bonito de Madrid en realidad no es nada en concreto, pero copiando a otras ciudades lo único que vamos a conseguir es que Madrid se convierta en una ciudad aburrida, sin alma. Sólo he encontrado un ejemplo de renovación con la influencia del alma de Madrid, y son los restaurantes Rodilla, algunos han sido reformados simulando el típico bar de los 20s – 30s madrileño, con mesas de una pata central en hierro fundido y tapa de mármol, carteles con dibujos art decó, baldosas en damero…

 

Además desarrollas muchas actividades dentro del diseño y la creatividad: docencia, ilustración, gráfico, arquitectura de interiores… ¿Dónde te sientes más a gusto? ¿Por qué?

En el interiorismo, porque es donde puedo explayarme más y tiene un punto muy sensitivo, un proyecto de interiorismo existe, se siente y se vive.

 

 

Tienes 24 horas y una cantidad ilimitada de dinero en Madrid ¿Qué harías?

Una ruta de comida.

 

¡Muy buena opción! Cuéntame un poco en qué andas metida ahora, que, al fin y al cabo,  esto es una entrevista …

Acabo de terminar una yogurtería en Costa Rica (el país) sin moverme de Madrid, y ahora estoy trabajando en la reforma integral de una vivienda en el barrio Salamanca en la que me encargo desde los interruptores, hasta el último mueble y objeto decorativo. Como diseñadora estoy a tope con los productos que diseño para vender en mi tienda online, para mí es una liberación porque diseño las cosas que me gustaría tener y que no venden en las tiendas. Las camisetas son mi prenda de ropa favorita y desde hace unos años nunca encuentro camisetas de forma y colores normales, todas tienen o cuello grande, mangas anchas, dibujos horribles… Así que estoy diseñando las que yo me pondría y de paso, si a alguien le gustan, que las compre.

 

 

Y ¿qué es lo que más éxito está teniendo?

El producto estrella es el cojín con palmeras y flamencos y la taza que he llamado “Arty” pero que está inspirada un poco en el movimiento Memphis Milano. ¡Ah! y acabo de introducir relojes de pared.

 

 

…Siento una extraña conexión con los nacidos en Madrid. Supongo que es esa chulería absurda y patriota tan nuestra. Me encanta hablar con Rocío y ver las cosas que hace… ¿Cómo voy a ser imparcial con las cosas que me gustan?

04 octubre 2018 by IRENE CALVO

Expos imprescindibles del mes de octubre


Individuales, colectivas, las últimas tendencias, referentes históricos… ¡Este mes hay cinco expos que no te puedes perder!


03 octubre 2018 by JUAN CANELA

Mirar del revés para no ver lo mismo


“El tomillo y la hierba en el techo de mi habitación”, dos expos que ponen en diálogo las obras de Benjamín Palencia y Antonio Ballester Moreno.


06 septiembre 2018 by IRENE CALVO

Expos imprescindibles del mes de septiembre


Este mes se inaugura la nueva temporada de exposiciones y hemos seleccionado las cinco que no te puedes perder.



Comentarios:

Añadir comentario
Laura says:

Rocío tiene personalidad propia y muy buen gusto!

Ruth says:

¡Hola! A Rocío sigo el blog de Rocío desde hace tiempo porque me identifico con ella con su gusto por los colores, y es lindo conocer un poco más de quién es y qué hace. Una entrevista muy amigable y fluida a mi parecer.

Saludos,
Ruth

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *