The Russian Club

Macarena Berjano se llevó su pasión por la literatura rusa al blog Cuna Literaria. En 2017 conoció la coctelería V.Manneken y decidió que era el escenario perfecto para una tertulia literaria. Así nació The Russian Club, “un reducto” desde el que defiende la importancia de leer y que ahora crece con la celebración el día 22 del primer Voces Rusas en Bastardo Hostel. Por Javier Yohn Planells.


19 septiembre 2018

Hacemos la entrevista en la coctelería V. Manneken, en el corazón de Malasaña. Nos recibe uno de los dueños, Slava Egoroff, un hombre amable, alto y de voz profunda con acento ruso. Ha abierto un martes festivo a mediodía para que podamos charlar con Macarena Berjano, fundadora de The Russian Club. “Es nuestro refugio”, dice ella. Está en un rincón en penumbra, sentada en un sofá chester desgastado. Alrededor: muebles de segunda mano, fotografías en blanco y negro, lámparas de los años 50. Sobre la mesa, una selección de libros sobre literatura rusa que ha traído de muestra. Antes de empezar con las preguntas, Egoroff le trae un té.

 

Macarena Berjano en la coctelería V. Manneken. Fotografía: Javier Yohn Planells.


 

The Russian Club es una tertulia centrada en la literatura rusa contemporánea y, sobre todo, del siglo XIX. “Ya llevaba tiempo pensando en cómo compartir un interés y cómo ejercer un activismo lector de verdad. Creo que cada individuo debe tener un papel activo en la difusión de la literatura”, explica Berjano. “Cuando conocí el V. Manneken, decidí que aquí iba a crear un reducto, un club clandestino o como quieras llamarlo, para ejercer ese activismo lector y con un claro propósito: despertar el espíritu crítico”.

 

Macarena Berjano habla de corrido, como si se hubiera preparado una lección que además le apasiona. “¿Y por qué la literatura rusa?” se pregunta, y se lanza a por la respuesta: “Tenemos la capacidad de entender la literatura rusa de una manera muy especial, es muy cercana, muy fresca y además tiene un alto sentido de la humanidad, un alto sentido crítico”.

 

 

– ¿Pero qué es lo que te llevó a ti a la literatura rusa, cómo la descubriste?

 

Como puede ser un primer amor, te enamoras de alguien y ese alguien da sentido a tu vida y además te ayuda a conocerte a ti mismo. Surgió en la postadolescencia leyendo “Resurrección”, de Tolstoi, paradójicamente la última novela que escribió. Tiré del hilo y empecé a descubrir a todos los clásicos rusos.

 
 

Fruto de ese amor, en 2015 creó el blog Cuna Literaria, germen de The Russian Club, en el que Macarena Berjano escribe sobre cultura eslava pero “me di cuenta de que se quedaba corto, y que en una época en el que hay mucha inmediatez, muchas prisas, es necesario volver a los orígenes, al tú a tú, a hablar, a debatir, a charlar, a criticar un libro… offline. Cara a cara”.

 
 

– ¿Cómo se elige el libro que se va a leer en The Russian Club?

 

La primera elección siempre debe ser un clásico y alternamos con contemporáneo. De esa manera empezamos con “Ana Karenina”, de Tolstoi. El siguiente fue “El Abuelo”, de Chudakov, publicado por Automática Editorial. Vamos alternando entre siglo XIX, XX, XXI, para ir conociendo diferentes novelas y de alguna manera trazar un mapa que no es ordenado que te ayuda a buscar el alma rusa.

 

 

Esa búsqueda es el tagline de su blog y es, también, “una utopía, significa buscar aquello que nunca vas a encontrar pero que tienes que seguir buscando. El alma rusa es tan profunda, tan inabarcable, que nunca vas a poder definirla del todo, pero aún así siempre tienes que buscarla, igual que la verdad”.

 

Todas las ediciones de The Russian Club se hacen de la mano de editoriales independientes. “Son los pequeños héroes de esta sociedad, pequeños guardianes de la literatura y hay que apoyarles”, dice Berjano. Las editoriales participan el día del club, en la charla y llevando parte del catálogo para que los asistentes compren. “Es un público que puede ser pequeño, muy nicho, pero es muy agradecido”, explica.

 

 

– Precisamente, ¿cómo son las personas vienen a The Russian Club?

 

Viene gente de todo tipo, y eso yo creo que es lo mejor que nos podía haber pasado. No hay un target definido sino que de repente vienen dos adolescentes de 17 años que habían leído “El Abuelo”, vienen personas rusoparlantes que viven en Madrid y que se interesan por cómo se recepciona la literatura rusa en España, viene gente del sector cultural, editores, escritores… Al final se junta un grupo muy variado que lo que tiene en común es su interés por la literatura y su curiosidad por la literatura rusa en particular.

 
 

Participar en The Russian Club es gratuito pero es necesario inscribirse. Durante las semanas previas al evento, Berjano envía información adicional por email para que “la lectura sea lo más rica posible”: otros textos complementarios, exposiciones relacionadas, etc. El día de la tertulia, Slava Egoroff da la bienvenida con un cóctel creado para la ocasión, inspirado en la lectura. La charla dura dos horas y después se celebra la Jarana Literaria, una fiesta abierta a todo el público con un dj set especial.

 

 

Antes de verano celebraron una edición con “El jugador” de Dostoievski como protagonista. Para Berjano “’El jugador’ es una lectura de introducción a todo el universo de Dostoievski, a sus personajes, que son como él, personajes incompletos, que tienden al infinito, y que a través del sufrimiento se redimen y se hacen grandes. Yo la recomiendo porque es una lectura breve, es una lectura entretenida, y se puede profundizar gracias a ella en cómo Dostoievski entendía al ser humano y en su psicología, que es impresionante.”

 

The Russian Club ha cumplido un año que Berjano valora “muy positivamente. Empezó como un pequeño club de lectura sin muchas pretensiones y poco a poco ha ido creciendo, y ha ido tomando un espíritu propio, se ha ido de las manos en el buen sentido”. La próxima gran cita es este 22 de septiembre con un evento distinto: la primera edición de Voces Rusas.

 

La cita es a las 20h en Bastardo Hostel y en ella se rendirá homenaje a tres grandes poetas rusas, Ajmátova, Teffi y Tsviétaieva. Los poetas Alejandro Simón Partal, Ignacio Vleming y Andrea Abreu López prestarán su voz con la complicidad del público que también podrá subir a recitar. Cerrará Silvia Bianchi con un dj set pensado para la ocasión.

 

 

Le hacemos la pregunta fija de la sección, una recomendación literaria madrileña, y ella no duda: Automática Editorial. “Ellos editan más narrativa del Este contemporánea, están especializados; y son muy buenos. Lo lleva Darío Ochoa y es increíble, sabe muchísimo, es como una enciclopedia andante de literatura rusa. Sobre todo le interesa el siglo XX, yo soy más decimonónica, me he quedado anclada [risas]”.

03 mayo 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: Editorial 120 pies


Editorial de libros electrónicos.


04 abril 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: India Toctli, poeta y pintora


Isabel García Mellado presenta a su alter ego, India Toctli, poeta y pintora que debuta en los circuitos editoriales con el poemario “Atl”.


27 febrero 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: Librería Desperate Literature


Librería internacional que se define como un lugar de encuentro. En ella se esconden tesoros de segunda mano junto a los últimos lanzamientos editoriales.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *