Un año de Faena

Daniel Luna y Blanca Estevan se propusieron realizar a mano los carteles de los conciertos de una temporada entera en la sala La Faena II. En total 23 carteles, que ahora se pueden ver en Espacio B de Lavapiés, del 28 de abril al 5 de mayo, bajo el nombre “Un año de faena”. Por Irene Calvo


27 abril 2016

Cartel de la exposición, realizado a mano por los artistas.

Cartel de la exposición, realizado a mano por los artistas.

 

Este proyecto de cartelería es el primero en el que se embarcan los dos artistas, a pesar de trabajar en el mismo estudio: “Juntos trabajamos siempre porque compartimos estudio y nos pedimos opinión constantemente sobre nuestros trabajos, así que al final la influencia es mutua”, explica Daniel. También es la primera vez que exponen.

 

Daniel y Blanca se conocieron mientras estudiaban Bellas Artes en Madrid, pero no llegaron a finalizar sus estudios: “Yo sólo quería dibujar y durante la carrera había que estudiar otras disciplinas que no disfrutaba tanto, así que me cansé”, afirma Daniel. Ambos de carácter autodidacta y artistas por vocación, sus fuentes de inspiración son más mundanas que académicas: “Hemos aprendido y nos hemos enriquecido más de nuestros amigos y compañeros que de la formación de la carrera”, confiesa Blanca.

 

Blanca y Daniel con dos de los carteles del proyecto

Blanca y Daniel con dos de los carteles del proyecto.

 

La Faena II es un espacio para la música, sin afán de lucro, donde se reúnen músicos y público. Cuidan mucho la acústica y el dinero recaudado se destina a los artistas. Daniel comenzó a frecuentar La Faena hace algún tiempo como espectador y terminó formando parte del colectivo; comenta: “Todos los que estamos involucrados en el proyecto lo hacemos por amor a la música”.

 

A raíz de esta relación con La Faena, Daniel empezó a realizar carteles para el espacio y surgió la primera colaboración con Blanca: “Ya habíamos hecho un cartel para un concierto anteriormente, donde integramos dibujo, bordado y retoque por ordenador”.

 

 

Cartel Joan Shelley.

Cartel Joan Shelley.

 

Al enfrentarse a la propuesta de realizar todos los carteles de la temporada 2014/2015, Daniel pensó que quizás podrían abordarlo desde un plano digital: “Por cuestiones de trabajo tenía poco tiempo, así que, para ahorrar tiempo, decidí comenzar a dibujar usando una tableta para ordenador y Photoshop, pero resulta que se me hizo más difícil de lo que pensaba, de manera que decidimos hacer este proyecto totalmente manual. Además, Blanca siempre ha pintado en lienzo, y como mi fuerte es el dibujo y el suyo el color, creamos un tándem muy equilibrado”. Para Blanca, el hecho de realizar los carteles a mano respondía también a otras razones, prácticas y sentimentales: “Al venir de la pintura, no he usado Photoshop nunca porque tampoco lo he necesitado; aparte, el trabajo a mano me evoca cierta nostalgia por lo artesanal, parece que se hace con más cariño. Además, ya no se ven apenas carteles hechos a mano y nos pareció bonito recuperar este formato, aprovechando que nos complementamos totalmente en cuanto a técnicas”.

 

Agenda mensual de octubre.

Agenda mensual de octubre.

 

Así surgió un proyecto manual que llevaría mucho tiempo y esfuerzo por parte de sus autores, pero que ha supuesto un reto creativo en cuanto a soluciones y técnicas, como expone Daniel: “A medida que íbamos haciendo carteles, íbamos refinando nuestra técnica, aprendiendo de nuestros errores. El problema de hacer carteles totalmente a mano es que no hay botón de deshacer” y añade Blanca: “Si tienes un error en el papel no puedes dar marcha atrás. Eso te lleva a tener que explorar otras opciones y otras soluciones, una deriva diferente que también es lo atractivo de esta forma de trabajar”.

 

Cartel Ora Cogan + Javier Díaz-Ana.

Cartel Ora Cogan + Javier Díaz-Ana.

 

No obstante, hubo ocasiones en las que no pudieron prescindir por completo de las herramientas digitales, ya que muchas veces había cambios de última hora en la programación, cancelaciones o nuevas incorporaciones, que hacían imposible integrar de forma manual –y definitiva– los nombres de los grupos en los carteles. Daniel se ha encargado de esta parte del proyecto: “Cuando vi que al intentar ajustar tipografías en Photoshop se deformaban un poco, decidí realizarlas yo mismo de forma manual, ya que siempre me ha gustado la tipografía. Algunas sí las he creado, otras ya estaban hechas y simplemente las he adaptado. El proceso ha sido totalmente autodidacta, pero ha funcionado [risas]. El hecho de realizar las tipografías ha sido por mero disfrute, también forma parte del amor que le hemos dedicado a estos carteles”.

 

Una de las tipografías utilizadas en los carteles.

Una de las tipografías utilizadas en los carteles.

 

Al ser 23 carteles, han pasado por distintas etapas: más abstractos, figurativos, realistas, fantasía… Igual ha ocurrido con las técnicas que han utilizado: acrílico, gouache, tinta, grafito, collage… Eso sí, siempre han tenido en cuenta el artista o el grupo de música, intentando enlazar el cartel visualmente con su música, orígenes, influencias, títulos de canciones o discos. Daniel explica: “En las agendas mensuales la temática era más libre, pero en los carteles estábamos condicionados por el artista”.

 

“Un año de faena” ha sido un proyecto muy importante para ellos a muchos niveles y exponer los carteles cierra un ciclo: “Es nuestra primera exposición y tampoco buscamos demostrar nuestro talento, sino compartir nuestro trabajo y el cariño que les hemos puesto a cada uno de los carteles. Haremos unos catálogos con todos los carteles, estos sí, con la obra digitalizada, que tendrán precio libre y se podrán adquirir en Espacio B”, anuncia Daniel.

 

En la inauguración habrá un concierto de guitarra acústica a cargo de Charlie D’Chang, artista madrileño, que impregnará de magia la muestra.

 

Cartel Isasa+Charlie D'Chang.

Cartel Isasa+Charlie D’Chang.

 

La valoración final del proyecto es positiva por parte de los dos artistas, aunque fue un trabajo que les dejó exhaustos: “Cuando terminamos el último cartel dijimos que no queríamos volver a hacerlo, pero ahora que ha pasado algo de tiempo sí nos sentimos preparados como para volver a realizar un proyecto así, tanto para La Faena como para otras salas”, dice Daniel.

 

Aunque no descartan volver a trabajar juntos, ahora mismo ambos artistas siguen con sus carreras por separado. Blanca está elaborando una novela gráfica de carácter autobiográfico: “Comencé mezclando textos que tenía con dibujos y terminó surgiendo este proyecto que está siendo casi terapéutico”. Y por su parte, Daniel comenta: “Estoy haciendo retratos realistas a grafito y sigo abierto a encargos de cartelería e ilustración”.

 

El esfuerzo creativo y manual que ha supuesto “Un año de faena” fue posible porque como ellos mismos dicen: “Lo hicimos todo con mucho amor por la pintura y por la música.”

13 agosto 2018 by IGNACIO TEJEDOR

Más que una galería, más que una escuela


Programa de estudios de Espositivo.


07 agosto 2018 by IRENE CALVO, ANGELA LOSA

En el estudio de Micol Talso


La autora de la cartelería de Veranos de la Villa habla sobre su trabajo.


25 julio 2018 by NICOLA MARIANI

Pensar en gestos


Marlon de Azambuja desarrolla desde varias disciplinas su práctica artística, basada en un lenguaje gestual que pone de manifiesto la estrecha relación entre arte y vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *