¡Vamos a hacer la croqueta!

¿Sabías que hoy es el Día Internacional de la croqueta? Y ahora pensarás que cómo has podido vivir todo este tiempo sin saberlo, ¿verdad? No te preocupes, te contamos a continuación los orígenes de este suculento manjar patrio y los sitios donde catar las mejores croquetas de Madrid. Por Penélope Saralegui


16 enero 2015

¿A quién se le ocurrió empanar y freir una bolita de bechamel? Cómo no, a los franceses. La palabra “croquette” dicen que podría ser un diminutivo derivado de la onomatopeya “croc” o de “croquer” (crujir en francés) y de ahí pasó a nuestro idioma como croqueta, así como en otros lugares como los Países Bajos que se dice “kroket”, en húngaro “krokett” e incluso en japonés “korokke”.

 

Es difícil determinar con exactitud cuándo se realizó tamaña creación, pero debió suceder hace un porrón de años, allá por el siglo XVIII. Si la historia de la tortilla española es un tanto compleja y difusa, la de la croqueta lo es más. Cada país parece tener su versión de “bolita” que encaja dentro de la definición de croqueta: porción redonda de masa hecha con múltiples ingredientes unidos con bechamel, rebozado y frito.

 

De pollo, de jamón, de cocido, de marisco, de espinacas… son miles las variantes del relleno con el que se pueden hacer. Y las sobras de comidas opulentas tienen mucho que ver a la hora de seleccionar los ingredientes. Es más, el Día Internacional de la Croqueta se dice por internet que tiene lugar el 16 de enero porque todavía quedan sobras de Navidad del año anterior.

 

La mejor croqueta del mundo

 

Está claro que todos tenemos nuestra favorita: las de nuestras madres y abuelas, por supuesto. Pero igualmente todos sabemos que no hay bar, tasca o taberna que se precie que no ofrezca unas croquetas entre su oferta de tapeo, incluso en restaurantes de alta cocina. Es más, hacer una buena croqueta se convierte en baremo del talento de un cocinero, ya que son muchos los que sostienen que si en un establecimiento se sirven buenas croquetas es muestra de una cocina que merece la pena.

 

Está claro cuál es la especialidad de La Croquetta…

Está claro cuál es la especialidad de La Croquetta…

 

Es el caso de La Croquetta, con 14 tipos distintos en carta que cambian por temporadas. Antonio y Tatiana, de origen cordobés, decidieron traerse consigo la receta de su madre Josefina, famosa en su pueblo por sus croquetas. Así es como surge este pequeño restaurante situado en el Barrio de Salamanca donde su nombre, su carta y sus platos son todo un homenaje al mundo de la croqueta. “Abrimos en 2012 el local y hasta vino mi madre para enseñar a hacer las croquetas al equipo de cocina”, explica Antonio. En honor al “día D”, los de La Croquetta han diseñado un menú especial que se ofrecerá fuera de carta durante este mes de enero con 5 especialidades (de rabo de toro al vino tinto, de jamón ibérico, de tortilla de patatas, de salmorejo y de callos a la madrileña), maridadas con un tinto de DO Ribera del Duero.

 

Croqueta take away. Si la montaña no va a Mahoma…

Croqueta take away. Si la montaña no va a Mahoma…

 

Otro mítico sitio es el de las croquetas de Bono, o lo que es lo mismo, Casa Julio. Efectivamente, no podíamos dejar fuera al local de  las croquetas “malasañeras” que emocionaron a Bono y a su séquito de U2. La versión “de la casa” es la especial combinación de queso, espinacas y pasas. Es más que conocida la historia de U2 y su búsqueda de un espacio con un encanto especial para poder hacer una sesión fotográfica para una promo. Al pasar por Casa Julio tuvieron un flechazo y no lo dudaron. De paso, se pimplaron unas cuantas raciones de la casa y lo que iba a durar solo un rato se alargó toda la tarde.

 

Podríamos hacer una lista casi infinita de locales que valgan la pena, como el Melos del barrio Lavapiés. Si su zapatilla de pan con lacón y queso de tetilla te deja hueco, siempre debes probar sus desorbitantes croquetas gallegas. Otro local histórico es Casa Labra. Y es que en este bar fundó Pablo Iglesias el Partido Socialista Obrero Español. No sabemos si mientras se comían unas croquetas, pero nos lo imaginamos…

En la zona de Argüelles destaca Casa Paco, uno de los bares más antiguos del barrio, con rótulos fluorescentes en la entrada y una decoración interior digna de Cuéntame. Tienen croquetas de fabada. Con eso lo decimos todo. Otro local temático madrileño es La Gastrocroquetería de Chema, donde cuentan incluso con varias versiones de croqueta dulce, como la de chocolate.

 

Versión dulce a lo Ferrero Rocher.

Versión dulce a lo Ferrero Rocher.

05 julio 2016 by SABINA URRACA

Llegan a Madrid los bares de leche con cereales


  Una octogenaria pasa junto al puesto de Cereal Lovers, en el corazón del Mercado de Antón Martín, y lanza un:   “Ya no saben qué inventar…”.   Para una señora cuasicentenaria, más familiarizada con las sopas de pan con …


18 mayo 2016 by DAVID ARIAS

Comer con arte


Abre en Chueca un nuevo restaurante que combina un renovado concepto de gastronomía castiza con arte urbano. Así es Mitte.


11 marzo 2016 by DAVID ARIAS

Mapa de la cerveza artesanal en Madrid


Artesanía birrera made in Madrid.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *