Varietés. Homenaje a la revista española

ENTREVISTAMOS A RAFA DOCTOR Y JUAN SÁNCHEZ CON MOTIVO DE SU LIBRO “VARIETÉS”, UN RECORRIDO FOTOGRÁFICO POR LA REVISTA ESPAÑOLA. POR DIEGO PARRADO


27 octubre 2015

varietes1

 

Conocí a Juan Sánchez en la inauguración de Cinema Oh! Culto, el ciclo de cine español que organizó el año pasado con Paco Clavel. Recuerdo que ese día Juan se bautizó como “Doctor Sanchezstein” porque estaba a punto de resucitar una película (una que, como todas las que la siguieron, era un poco monstruosa, aunque tenía buen corazón). Y parece que “Sanchezstein” le cogió el gusto a eso de birlarle a la muerte sus cosas, porque el mes pasado obró con Rafa Doctor (otro “mad doctor“) un nuevo prodigio: el libro “Varietés”.

 

“Varietés”, que forma parte del proyecto Los Doscientos (un club de 200 personas que comparten la pasión por los libros, el arte y la fotografía que editan libros de limitadísima tirada sobre los temas más insólitos para su propio disfrute), contiene una colección de cerca de 250 fotografías sobre la revista o espectáculo de variedades en España; aquel show de piernas largas y chaqueta de lentejuelas que un día se llevó el viento ligero como la pluma del sombrero de una vedette.

 

Hemos charlado con los dos autores.

 

Ingrid. Foto Pereira. Buenos Aires.

Ingrid. Foto Pereira. Buenos Aires.

 

¿Qué le pasó a la revista?

RAFA DOCTOR: Bueno, ten en cuenta que era un espectáculo que se producía de noche, a horas tardías y con el público muchas veces borracho; normalmente era algo para ver y olvidar. De hecho, es el espectáculo de baja cultura más efímero y uno de los menos valorados, de consumo rápido y mínima trascendencia.

 

¿También uno de los de peor calidad?

JUAN SÁNCHEZ: Yo creo que hay que diferenciar entre la revista musical que se veía en un teatro y el espectáculo de cabaret o las salas de fiestas. La revista fue en España algo de mucho nivel, lo que pasa es que las que iban a ciudades de provincias eran más pobres, y las que llegaban a los pueblos, muchas veces en teatros portátiles, eran ya tirando a patéticas. En las salas de fiestas y cabarets el público no se tomaba muy en serio el espectáculo porque iban a beber y a bailar, y, en definitiva, a divertirse de forma más participativa. Todo eso provocó que hubiera una gran cantidad de artistas que en algunos casos no tenían demasiado talento o belleza, pero que estaban ahí dando el callo, en segunda o tercera división.

 

Y me da la sensación de que esos son a los que más habéis querido rescatar.

JUAN SÁNCHEZ: Es que forman parte de esta historia, no se les debe olvidar.

 

El libro está dedicado a Alaska, que en una de sus últimas giras homenajeó a la revista. ¿Está el espectáculo de variedades totalmente muerto? ¿O sigue vivo de alguna manera, más allá de esos homenajes puntuales?

JUAN SÁNCHEZ: En realidad es un género que se ha ido adaptando a los nuevos tiempos y no ha desaparecido del todo. Ya en los años 70, por ejemplo, los espectáculos de variedades tuvieron que tener presente el furor del destape, incorporando el erotismo como elemento imprescindible. Incluso espectáculos de flamenco de Juanito Valderrama o Rafael Farina pasaron de llamarse “Mi vida es el cante” o “Copla y canción” a “Cante, destape y olé” o “Coplas y bikinis”.

 

RAFA DOCTOR: También hoy hay autores que le están dando la vuelta y están ofreciendo espectáculos de variedades desde otros ángulos: el éxito de “The Hole”, por ejemplo, en el que las variedades y el circo se mezclan, o espectáculos como “El Gran Equilibrio” o “Qué Mavarilla” de Jorge Calvo, que suponen un acercamiento a este mundo desde otra óptica diferente y respetuosa. Como dice Juan, es un género que se regenera constantemente.

 

¿Y en la televisión? Pensé que ibais a decirme que el espíritu de la revista seguía vivo en la tele.

JUAN SÁNCHEZ: La televisión dio cierta cobijo a la revista en los años 70 y 80, pero ahora creo que no. El espíritu revisteril no lo veo en ningún programa de televisión. Podía estar un poco en los espectáculos de José Luís Moreno, o incluso en las galas de Tele 5 de los 80 y 90, pero desde luego no en los interminables “Sálvame” o en los horribles realities que hay en la actualidad.

 

Macareno, 1951.

Macareno, 1951.

 

Supongo que entre todas esas estrellas fugaces que recogéis en vuestro libro hay alguna a la que tenéis especial cariño, o alguna de la que hayáis descubierto una biografía especialmente interesante.

RAFA DOCTOR: Prácticamente la totalidad del libro son, como dices, estrellas fugaces y no tienen una historia que haya llegado hasta nosotros. Hemos pretendido saber algo más de ellos y ha sido imposible, incluso ahora que internet está procesando tanta información.

 

JUAN SÁNCHEZ: A mí me gusta cuando veo al personaje un poco fuera de lugar, como si estuviera en ese sitio casi a la fuerza. Eso me sugiere historias sobre el personaje, y ya que no conocemos su auténtica biografía, me divierto inventándole una vida muy azarosa. En esa línea me quedo con la tiradora al blanco Madame Esther y con la cancionista moderna Esmeralda de Levante.

 

Hagamos por último un recorrido por los “templos” de la revista en Madrid. Pongamos por caso que soy un recién llegado a la capital y vamos los tres a divertirnos una noche de esos años dorados de la revista. ¿A dónde me llevaríais?

JUAN SÁNCHEZ: Si viajáramos en el tiempo, concretamente a 1966, deberíamos ir al Molino Rojo, en la calle Tribulete, a ver el espectáculo “SOLO PARA HOMBRES” con Fernando Vargas (presente en varias fotos del libro) y Raquel Daina, una leyenda viva de la revista y el music hall español a la que te puedes encontrar por Madrid dando un paseo con su perro. Si viajáramos a los años 70, yo no dejaría pasar la ocasión de ir al Teatro Calderón a ver a Addy Ventura en algunos de sus espectáculos, como “Métame un gol” o “Lo tengo rubio”, para después visitar el Morocco y ver a Terremotos de Málaga con su espectáculo de rumba flamenca y a Magda Meyer con su cisne electrónico mientras nos tomábamos unas copas. Pero habría que hacer más viajes para visitar también Pasapoga, El Biombo Chino, la Parrilla del Alcazar, etc.

 

RAFA DOCTOR: Y hoy podríamos ir a los bares gays de Chueca tipo LL o Blanco y Negro, que todos los días ofrecen espectáculos con travestis.

19 septiembre 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

The Russian Club


Macarena Berjano, fundadora del blog Cuna Literaria, acerca la literatura rusa al centro de Madrid a través de clubes de lectura, reuniones y jaranas poéticas.


03 mayo 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: Editorial 120 pies


Editorial de libros electrónicos.


04 abril 2018 by JAVIER YOHN PLANELLS

Biblioteca Madriz: India Toctli, poeta y pintora


Isabel García Mellado presenta a su alter ego, India Toctli, poeta y pintora que debuta en los circuitos editoriales con el poemario “Atl”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *