Zapas con cuña: el experimento

Marc by Marc Jacobs se atrevió con unos zapatos de colores estridentes que escondían una extraña pareja: la resultante de camuflar unas cuñas dentro de unas deportivas dignas de la película Fama. Descubrimos si realmente son cómodas y nos lanzamos a por los clones low cost de las zapatillas que Jacobs e Isabel Marant han puesto de moda. ¿Sobreviveremos al reto? Por Dolores HH.


28 mayo 2012

Miranda Kerr, intrépida fashionista donde las haya, fue la primera en captar mi atención al combinar sus leggings de vinilo con las ultrademandadas deportivas con cuña de Isabel Marant. A su favor: a ella le sientan genial y es capaz de llevar a su bebé en brazos mientras anda sobre ellas, por lo que podríamos presuponer que son cómodas. En contra: a ella le queda bien TODO y está acostumbrada a llevar taconazo hasta para ir al supermercado, por lo que puede que solo sean cómodas para la supermodelo. ¿Cómo resolver la dualidad? Probando sus zapatillas. Eso sí: mi cuenta corriente suelta una sonora carcajada cuando se me ocurre fantasear con la idea de sacar los 500 euros que cuesta el modelo de Isabel Marant, así que me lanzo a las webs y a las calles de Madrid para encontrar la réplica perfecta y hablar con sinceridad sobre su comodidad. Como diría Barney Stinson, de How I Met Your Mother, “Challenge accepted!”.

 

Paso 1 : rebuscar en las webs de moda

 

Una manía bastante perjudicial pero habitual en toda fashionista es mirar cada día Asos. Café sobre la mesa y tarjeta de crédito temblorosa junto al teclado, busco las deportivas con cuñas –este binomio encierra en sí mismo una paradoja en la que me niego a entrar para no abandonar tan pronto esta aventura, que os puede parecer una tontería, pero para una mujer que ODIA las deportivas supone una odisea que ríete tú de Homero– y encuentro diversos modelos.

 

Los modelos de Ash oscilan entre los 160 y los 260 euros, así que escapan de mi presupuesto y llegan a quemarme las retinas. No logran camuflar la cuña, sino que esbozan lo que para mí supone un crimen estético: unas zapatillas de deporte a las que se añade una cuña totalmente a la vista. Cuán terrible descuido Asos logra un modelo muy decente: por 61 euros, su diseño de lona y ante con estampado floral me parece digno de admiración. Eso sí: estoy buscando el modelo que más se parezca a las de Marant y estas son demasiado naíf y refinadas.

 

Lo mismo me ocurre en Topshop: sus zapatillas son demasiado discretas, y necesito algo de color en mis pies para llevar a cabo el experimento. Así que recurro a River Island, porque me han dado un chivatazo: tienen un clon bastante aceptable de las Marant. La firma inglesa ha debido de tener algún problema legal y finalmente se ha decantado por modelos similares a los de las webs anteriores, así que decido aprovechar el sol y me lanzo a las calles en busca de las zapatillas que me alzarán al ostracismo o a la fama.

 

Paso 2: patear las calles

 

Camino por Preciados y me topo con dos modelos que emulan las Marant. Uno de ellos es de la firma Niko Amore (el nombre emana un tufo choni que me asusta) y cuesta 29,99 (asequibles, por fin). Me las pruebo y el resultado es similar a andar con un botín con cuña. Es decir: son deportivas, pero siguen siendo un potro de tortura. A su favor, tienen tres modelos (beige y negro, negro y rojo, azul y blanco) y son baratitas.

 

Mi corazón se para al ver la réplica de Kangaroo. Cuestan 85 euros (¡auch!), pero son preciosas y comodísimas. Su cuña es de unos 5 centímetros y sujeta a la perfección el pie, por lo que un esguince es bastante poco probable. Sus dos modelos de colores son preciosos, tanto que no sé cuál elegir… Así que abandono la tienda multimarca Summum, al lado de la Fnac de Gran Vía, y me dirijo hacia Ulanka, situado en la esquina de Callao, para no lanzarme a comprar sin haber peinado la zona.

 

 

Ahí encuentro las Bull Boxer, que cuestan 79,99. Son algo menos cómodas que las Kangaroo (que han robado mi corazón) y tienen colores demasiado apagados. A su favor diré que eran bastante cómodas, por lo que son ideales para las más discretas. Mustang también ha sacado un modelo “Marantizado”, que cuesta 79,99. Son cómodas, pero bastante aburridas y por alguna razón, no han sabido dominar sus dimensiones y parecen ser talla niño incluso siendo la tuya. A su favor: tinen un modelo completamente blanco, perfecto para indecisas. ¡Combinan con cualquier armario! Al final, hago la llamada del ahorro: le pido a mi amiga sus Mustang para llevarlas durante una semana antes de comprar.

 

Paso 3: ¡Corre, Forrest, corre!

 

Al día siguiente me las pongo para ir a trabajar. Pronto descubro que tienen las mismas pegas que las cuñas: el pie termina deslizándose para delante, por lo que los muñones están llamando a tu puerta. Si hubieran añadido una ligera plataforma, se habría solventado el problema. Eso sí: en cuanto a estabilidad (tengo los tobillos bastante débiles, por lo que tienden a doblarse la mínima ofreciendo un reflejo de mí misma convertida en Lina Morgan siempre que pueden), un 10. Nada de tropiezos, nada de temer esas calles de Madrid patas arriba y esos empedrados imposibles de recorrer en tacones del centro.

 

Paso 4: Cómo combinarlas

 

Lo mejor de estas zapatillas es que, en contra de lo que yo pensaba, pegan con (casi) todo. Gracias, querida Kate Bosworth, por aparecer así de divina y darme ideas sobre cómo llevarlas. Ella las combina con una falda plisada verde mint y una sencilla sudadera, así que yo copio la fórmula y me lanzo feliz a pisotear el asfalto. Pruebo un segundo modelo, con minifalda y top básico, y me encuentro dos reacciones diferentes. Una amiga me dice sorprendida que estoy más alta (incauta: no ha caído en que mis deportivas tienen planta), mientras que otro amigo me mira los pies y me acusa de ser una Eva Nasarre trasnochada.

 

 

 

Paso 5: El veredicto

 

Mi encarnecida búsqueda dicta que el modelo más conseguido y cómodo es el de Kangaroo. En contra de lo que pudiera parecer, estas deportivas se adaptan a muchos estilismos (con leggings, minivestidos, shorts denim deshilachados…). El problema que le veo es que es complicado no parecer una parodia de UPA Dance y que, cuando se pasen de moda, a no ser que formes parte del musical de los 40 Principales, a ver qué haces con ellas (porque olvídate de usarlas para hacer footing). Sin embargo, mi cumple se acerca y he puesto bien grande en mi whist list, junto con un pony rosa y una fuente de burbujas de jabón color verde jade, el modelo de las Kangaroo.

 

 

mini

18 noviembre 2014 by SANDRA BÓDALO

Taschen, placer adulto


Homenaje a los mejores títulos de moda de la editorial para celebrar la apertura de su pop-up en Malasaña.


mini

03 noviembre 2014 by SANDRA BÓDALO

Givenchy, la leyenda (viva) de la alta costura


El Museo Thyssen-Bornemisza dedica una exposición íntegra al gran modisto francés Hubert de Givenchy.


mini

09 octubre 2014 by MARÍA ARRANZ

La revolución de la zapatilla urbana


Funcionalidad, minimalismo y un diseño absolutamente contemporáneo son las señas de identidad de muro.exe, la marca que ha revolucionado las zapatillas urbanas en nuestro país y que acaba de cumplir un año de vida.



Comentarios:

Añadir comentario
carmen says:

Eres genial me ha encantado tu busqueda de las famosas zapas con cuñas!!! me gustan mucho las de la foto que vienen 4 modelos de diferentes colores (y me enamorado de las Marant, pero es imosible para mi economia! jaja) q marca son las q te cite anteriormente??? me gustaria probarlas , bss!!!

    Dolores HH says:

    ¡Hola Carmen! Las zapatillas que aparecen en azul, rojo, verde y gris en una foto son las Bull Boxer.

Laura says:

Hola! Estoy muy interesada en estas zapatillas y me han gustado las bullboxer,pero no se donde comprarlas porque no las veo por ninguna tienda. Me podéis decir una pagina segura por internet? Graciias

IrisVG says:

Las zapatillas que salen 3 modelos en que tienda los has encontrado?? Gracias por el post llevo buscando unas deportivas de estas que sean mas o menos asequibles muchisimo tiempo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>